jueves, enero 19, 2017

Yo soy sólo en ti,
no hay otra circunstancia.
Yo soy porque tú eres
ahora, aquí,
y vivo de tus ojos.
¡Qué vacío sería el mundo
sin tu ser de gozo!
¡Qué absurda mi alma
sin tu cuerpo!
¡Qué desvarío mi vida
sin ti! (Ni lo imagino).
Contigo la poesía
es el único camino
posible.
Esa poesía de piernas
cruzadas y deseo
infinito.
Yo soy sólo en ti,
no hay otra circunstancia
en mí: ¡eres la certeza
y el sentido!
Tú, así, tan propicia
al amor, a lo más íntimo
de mis sueños.
Saqué una pistola y disparé
contra todos los hombres buenos
bailé con la muerte hasta el amanecer
y allí lloré por los dos,
saqué una pistola y disparé
contra todos los enamorados
salté de mi tumba para robar
la luz de las estrellas.
Por ser la más importante, Apolo dijo que le concedería un gran deseo.
La Sibila cogió un puñado de arena entre sus manos y pidió vivir tantos años como partículas de tierra había en sus manos. Vivió 9 vidas humanas de 110 años. Pero olvidó pedir la eterna juventud.
Cuentan que, al final, tan pequeña y consumida estaba, que sólo fue voz.
Cuando los dioses quieren castigarnos, atienden nuestras plegarias. (Karen Blixen en "Memorias de África".)

martes, enero 17, 2017

Al despertar tus recuerdos vienen,
necesito abrazarte,
tocar tus manos,
escuchar tu voz...
Me haces falta.
como llegar al entendimiento de la felicidad sin antes no amar al más profundo y sincero dolor...
morir decía Peter Pan será una gran aventura, y si el joven tiene razón porque no aventurarse
Intentaré desprenderme
de lo accesorio,
de todo lo que no sea gracia,
luz o alma.
Y me frotaré muy despacio
las manos y los ojos.
Enamorarse es demorarse
en cada caricia del alma.
Enamorarse es demorarse
en los detalles de su falda.
Enamorarse es demorarse
con tu mirada en su mirada.
Enamorarse es demorarse
en cada sueño de su espalda.
Enamorarse es demorarse
con la lengua, sin decir nada.
Enamorarse es demorarse
en ella con calma en la cama.
Es para que las nubes dejen de imitar nuestros sueños
para soltar el vapor que de nuestros ojos emana,
La irreparable sombra de la pianola se traga la canción intraducible
del mañana para que podamos recordar.
Es para que el verano olvide la lluvia que desvestía nuestros anhelos,
para inaugurar las estatuas frías del recuerdo en la próxima primavera.
El mar escupe los peces y los reemplaza por suspiros geométricos y domesticables.
Es para recuperar la cáscara de nuestro corazón que hacemos girar en reversa
la maquinaria averiada de nuestra conciencia,
para que nuestros sueños no se mezclen con nuestra sangre,
para que aquellas furtivas imágenes no se desvanezcan.

M. es un hombre común a quien vemos en su vida cotidiana y deambulando por la ciudad. Pero es también “un cura reaccionario, sobreviviente de la vieja derecha”, alguien “rechazado por todos”. Podemos verlo no como individuo ni como psicólogo, sino como “un caso que ilumina contextos” La combinación de una trama ficcional más dispersiva que errática se homologa con materiales y discursos también heterogéneos.
Me enamoro de cada sombra que se topa en mi camino,
y de toda mujer que este muerta,
que belleza exquisita esta necrofilia
arte trágico del destino que ahoga
Es para que las nubes dejen de imitar nuestros sueños
para soltar el vapor que de nuestros ojos emana,
La irreparable sombra de la pianola se traga la canción intraducible
del mañana para que podamos recordar.
Es para que el verano olvide la lluvia que desvestía nuestros anhelos,
para inaugurar las estatuas frías del recuerdo en la próxima primavera.
El mar escupe los peces y los reemplaza por suspiros geométricos y domesticables.
Es para recuperar la cáscara de nuestro corazón que hacemos girar en reversa
la maquinaria averiada de nuestra conciencia,
para que nuestros sueños no se mezclen con nuestra sangre,
para que aquellas furtivas imágenes no se desvanezcan.

lunes, enero 16, 2017

Confesión
Sé que soy irritable, celoso, imperativo,
infeliz, exigente, que razones no escucho;
que siempre estoy buscándote querellas sin motivo;
¡y crees que no te quiero..y es que te quiero mucho!

Te busco, te regaño, y hago tu vida triste...
Serías más dichosa, por todos consentida,
si para mí no fueras cuanto en el mundo existe,
y si este amor no fuera todo el bien de mi vida.
¡Si tú me amaras, y si yo te amara,
cuánto te amaría!
Paul Gèraldy
El Dios del fuego puso una chispa en mi alma y susurro "llévala siempre contigo"
La diosa de la sabiduría beso suavemente mis dedos y cerro mis ojos y labios,
Dios me ofreció un paraíso y cuatro clavos a cambio de la chispa y el beso,
Un hombre rico me ofreció montañas de papel,
El Diablo deseaba darme un montón de placeres llenos de culpa que él mismo puso ahí,
A todos les dije ¡No!,
Busque mis propios placeres sin culpa, mis montañas de papel y mi paraíso...
La muerte iba pasando por ahí, me abrazo y me arrastro con ella...

viernes, enero 13, 2017

Hay ojos que me miran un instante
y no saben leer palabras que no digo:
"Dame otro nombre, cambia mi destino"
Sucede que tienes culpa, que te arrepientes por tus inseguridades, y te sientes mal por no haber tomado esas oportunidades cuando podias, por miedo, por decidia, por lo que fuera, ahora sufres por eso pero simplemente es culpa y no otra cosa... ni modo ahora te aguantas.
Hoy he sido atacado por una adolescente. Bueno, no demasiado atacado, solo se ha referido a mi como pagano entre comillas, brujo, hipocrito, y anti abortista.
Tampoco era demasiado adolescente, solo lo parecia. Lucia tan triste con el mundo que no he podido culparla del ataque. Entiendo que este en guardia contra todo. Es jodido hacerse mayor cuando no hay nada solido a lo que aferrarse. Al menos de momento tiene sus ideas para hacerlo. Equivocadas o no ella cree en algo. Aunque no escuche de puro miedo a que la confundan, y aunque no se entere de la pelicula (porque la pelicula es harto extraña), me gustaria ayudarla, no se. No parecia mala chica, solo triste con el mundo.
Supongo que ella hablara con los pajaros, con el arco iris y con los mares, como dice la cancion...
Tenia la opcion de dejarme atrapar por la melancolia, y dedicarme a cultivar lirios a tu memoria como una viuda victoriana. Pero tambien tenia la opcion de seguir viviendo la vida que tanto te gustaba a ti. Me decido por la segunda porque yo siempre te hacia caso (me iba bien, eras una mujer sabia), asi que no olvidare nunca esto de "mantente solido cariño, tu mantente siempre solido". Asi lo voy a hacer. No buscare evasion porque no hace falta poner mas velos de los que ya llevamos sobre los ojos; nada puede cambiar lo sucedido: has muerto
Estas muerto cariño. Vuela. Nada te ata aqui

miércoles, enero 11, 2017

todo este odio guardado... por fin dará frutos, gracias por darme los instrumentos para realizar tu ejecución, conozco tus miedos, tus dolores, tus fallas, esos secretos que te calan el alma y el pensamiento, y nada mejor que un día especial para joderte de verdad, así podrás decir todas esas cosas malas que has dicho de mi, tendrás los motivos para irte, para alejarte y expulsarme de tu vida, yo no te falle tu traicionaste mi amistad y la traición se paga con la muerte

martes, enero 10, 2017

Buscar una mirada
y no encontrarla.
Saber que nunca
hallarás consuelo.
Querer querer
y no poder.
Querer querer
y ser un monstruo
Contra la oscuridad
Despunta el canto en el alba
y con el sol regresa la esperanza.
El ejército sigue el sitio,
pero los pendones verdes y blancos
luchan contra la oscuridad.
Despuntan los cuernos en el alba
y los cascos de los caballos
combaten la oscuridad.
Y las palabras
que se agolpan en la memoria
se murieron con la verdad.
El viento arrebata las ideas
y el lodo al asco
de ya no esperar.
Hoy la oscuridad se cierne
comiéndose vivos los sueños,
mientras las hojas se queman
te miro a los ojos y entiendo,
porque la mañana es creencia
y el eco de tu palabra mi huella.
Dame tu voz para que sea mi agua,
préstame tu risa para que sea mi sal.
Para de tus palabras hacer un nido
y de su eco construir el muro
que permita escalar el aire
y encontrar la palabra destino.
Despuntan al alba las palabras
en las que anillo, espectro y muerte
son notas en la canción de la espada,
mientras el campo retumba sobrecogido
con los cascos de los caballos norteños.
El canto es la esperanza final
de salvaje y moribunda fe.
Tu nombre es...
el tejido sagrado en que ahogo mis días,
el agua que bautiza y lava mis olvidos.
Tu nombre, nombre de travesía,
está hecho de los hilos que forman el tejido fatal
del que los hombres somos apenas una línea.
Te conjuro hecho de deseos y de palabras
sabiendo que contigo conjuro
la ordalía que me arrastra a la locura,
que me lleva a vivir de holocausto en hoguera.
Te conjuro porque conjurarte es vivir sin tiempo de relleno,
es esperar la noche para que la luz nos rehaga,
es esperar el día para que el silencio nos descubra
hechos de mar, de sal, de versos, de sol, de estrellas.
Te espero, entre el espejo y la vela...
oro por verte bajo la luz del alba
para que tu canción resuene dorada
y tu nombre sea cantado
mientras me acoge el túmulo ancestral,
los cascos de los caballos
combaten la oscuridad…