martes, diciembre 13, 2011

Damas Marinas Sirenas

A Adriana G. Mendez
Hada, Sibila, Melusina

Damas Marinas Sirenas

Si las hadas y los elfos habitan entre las flores de los prados, danzando alegres y colaborando en el crecimiento de las plantas y los árboles, hallamos a sirenas y ondinas en los mares y los arrecifes, en manantiales y en los lagos. Son las mujeres de agua, espíritus femeninos relacionados con leyendas de amores y tragedias, seres invisibles que pueblan las leyendas del imaginario colectivo popular de la Edad Media y de tiempos de griegos y romanos. Son mujeres bellas, con largas y doradas cabelleras que peinan a la luz de la luna, de un torso desnudo fascinador y con una cola de pez en el lugar de danzantes extremidades. Enamoradizas, seductoras y llenas de encanto, también tienen fama de seres fatales, y se las relaciona con hundimientos de barcos y amores imposibles.

En muchas lenguas no latinas distinguen la sirena original clásica (inglés siren, alemán Sirene) de la sirena con cola de pez (inglés mermaid, alemán meerjungfrau). Podría decirse que la palabra sirena en español abarca dos seres distintos, por un lado la sirena Griega o "Siren" y por otro lado la mermaid, que es la mujer de cola de pez, la etimología correcta para estos seres es En inglés Mermaid, o alemán Meerjungfrau, pero en español se llama sirena a estos dos tipos.

Sirena con espejo y peine símbolo de Orgullo y Lujuria, en las culturas paganas, son seres de fertilidad por lo cual están liados a la sexualidad y fecundidad.


En inglés Mermaid, o alemán Meerjungfrau, partimos para entender y analizar a las hermosas mujeres de cola de pez, que se les ve peinado su cabellera y comúnmente sentadas en las rocas de las estas traen en una mano un espejo y en la otra un peine estos seres marinos ejercen la función de genios comarcales y como tal son casi siempre relacionadas con la fertilidad, de igual forma son seres del otro mundo del mundo feerico estrictamente relacionado al mundo de los muertos, el imaginario popular las hace señoras de los mares y océanos, pero también son damas de los lagos y los ríos, me atrevería llamarles Hadas Marinas.

Representación de una Sirena portando una larga y elegante cola azul, esta es la imagen mas clásica de la sirena, la hermosa mujer de cola de pez con una hermosa voz. Estas son las representaciones mas clásicas de la sirenas o Mermaids

Sirena vestida de Monja, con un pez en la mano, La imagen representa el gusto de las sirenas por mezclarse entre los hombres.

Las mujeres marinas de la mitología celta son un tanto diferentes de las sirenas. Reciben el nombre de Merrows o Moruadh que viene del irlandés muir que significa mar y oigh que significa doncella y se refiere específicamente a las féminas de la especie. Los maridos de éstas son los Mermen, palabra que también ha sido confundida cuando se habla de los tritones u hombres-sirena. Los varones de la especie han sido rara vez vistos y son muy diferentes de las mujeres. 

Las mujeres marinas o merrows son miembros de los Sidhe o hadas irlandesas y habitan el Tir fo Thoinn o "Reino Sumergido bajo las olas". Se dice de ellas que viven con sus familias y ganado. Se conservan jóvenes y bellas por muchos siglos. Sus matrimonios no son enteramente dichosos por lo que tienden a buscar jóvenes y apuestos amantes entre los humanos. No por ello se debe asumir que tienen buena disposición hacia los mortales, ya que tienen una antipatía natural hacia los humanos. En algunas partes de Irlanda se las conoce como mensajeras de desgracia y muerte.

A veces no se les ve con cola de pez, y poseen piernas humanas, son mujeres muy hermosas (y aunque varíe su descripción con respecto a su belleza), se sabe que tienen cabellos largos que brillan con la luz del sol. Cuando se transforman en humanos se diferencian de las mujeres humanas en sus pies planos y sus manos con uniones de fina piel entre los dedos. Los machos de la especie, en cambio, son terriblemente feos y llenos de escamas. Algunos toman la forma de hombres-pez o de caballos marinos. Han sido descritos con atributos porcinos en sus rostros y dientes largos y puntiagudos.
Las merrows o mujeres marinas tienen ropa especial que les permite viajar a través de las corrientes marinas. En Kerry, Cork y Wexford, usan una pequeña capa roja hecha de plumas, llamada cohullen druith (me recuerda a las capas de plumas de cisne que usaban los druidas, pero talvez no tengan nada que ver...)

Sirena encontrada en las descripciones de las bestias y maravillas del nuevo mundo, vista por los viajeros europeos en los primeros viajes a América. Destaca en su imagen, rasgos autóctonos dela vestimenta de los nativos de las islas caribes de America

Selkies, mujeres foca del imaginario faire nórdico. Se dice que más al norte, donde las aguas son más frías, en las culturas germánicas, mjeres del agua se envuelven en capas hechas de piel de foca, tomando la apariencia y atributos de las focas y son conocidas como Selkies

Las selkies o mujeres foca: Son hadas marinas que viven cerca de las islas Orcadas, Feroe y Shetland. Selkie significa seal o foca. Orcadas procede del escandinavo antiguo Orkneyjar, que significa "islas de las focas". Cuando las focas miran a los isleños con ojos humanos, se sabe que son selkies. Estos seres adoptan la forma de las focas, pero al llegar a la costa se sacan su capa de piel y tienen una apariencia humana, de increíble belleza. Algunos dicen que solamente se les puede ver en la noche de víspera del solsticio de verano, denominado Johnmass Eve, en las islas. Dependen totalmente de su piel para poder retornar al mar. Las selkies son criaturas tímidas y amables, que prefieren los lugares solitarios y deshabitados para su transformación. Una vez con forma humana les gusta bailar sobre las rocas a la luz de la luna o del sol. Cuidan mucho sus pieles, ya que las necesitan para regresar al mar. Hay también selkies masculinos y son conocidos como muy atractivos y apuestos, que a a las mujeres se les antojan como seductores. Los isleños que no mantengan satisfechas a sus esposas corren el riesgo de que ellas tomen amantes selkies. Una mujer que desee un enamorado selkie puede dirigirse al mar con la marea alta y dejar caer siete lágrimas en el agua... aunque no siempre los selkies masculinos son cordiales, al igual que los mermen, son capaces de suscitar tormentas y borrascas.


Otro tipo de Sirena mas común en el mundo germánico, a menudo poseen dos colas y aparecen en las rocas de las playas o islas, esto representa su naturaleza feerica, en la edad media la iconografía les ponía de 1 a 3 colas, triunfando por cuestión simétrica el ponerles dos colas.


Melusina  A pesar de que son muchas las leyendas Europeas que nos hablan de Melusina, es entre los años 1382-1394 que Jean D’Arras escribió La noble historia de Lusignan y la representó como el dragón que protege el castillo de Lusignan.
La leyenda más conocida cuenta más o menos lo siguiente:
Elynas, Rey de Albania (actualmente Escocia) fue de caza al bosque y ahí encontró a Presina, una hermosa mujer de la que se enamoró perdidamente. Después de mucho tiempo de insistencia, Elynas logró convencer a la bella mujer de casarse con él; Presina aceptó el matrimonio, no sin antes hacerle prometer que nunca entraría a su habitación para verla mientras durmiera o bien, cuando diera a luz o bañara a sus hijos. Tiempo después Presina dio a luz a tres hermosas niñas destinadas a ser hadas a las que nombró Melusina, Mélior y Palestina; sin embargo, el rey no se conformó con esta vida y vencido por la curiosidad rompió su promesa. Cuando Presina se dio cuenta de la falta de su esposo, abandonó junto a sus tres hijas el castillo y se fue a vivir a la Isla perdida de Avalon.
Después de vivir 15 años en la isla, Melusina preguntó a su madre por qué habían huido de Albania, en ese momento fue que Presina contó la historia de la promesa rota de Elynas, lo cual enojó mucho a Melusina quien buscó vengarse de su padre y ayudada por sus hermanas capturaron a Elynas y lo encerraron junto con todas sus riquezas en Northumberland, una montaña encantada.
Presina al enterarse de la grave falta de respeto de sus hijas enfureció y decidió castigar a Melusina a quién condenó a convertirse en una serpiente de la cintura hacia abajo todos los sábados. Si encontraba a un hombre que la desposara, este podría vivir con ella todos los días de las semana, a excepción de los sábados que era cuando Melusina tomaba la forma de mitad mujer y mitad serpiente.
Cierta noche, cuando Melusina caminaba por un bosque de Francia encontró a Raymondin de Poiteu, hijo del Conde Forez, desesperado por haber matado accidentalmente (mientras cazaba un jabalí) a su tío Aymeric de Poiteu y sin saber cómo explicar el asesinato a sus familiares. El encuentro se dio en la “Fuente de la Sed” y fue ahí donde Melusina dio consuelo a Raymondin y le aconsejó la mejor forma de explicar la muerte de Aymeric a sus hijos. Raymondin se sintió completamente agradecido por los consejos de aquella bella mujer de la cual se enamoró inevitablemente; le pidió matrimonio y Melusina aceptó, al igual que su madre, le hizo prometer a Raymondin que nunca intentaría verla durante los sábados. El matrimonio se llevó a cabo y Melusina con ayuda de otras hadas construyó el castillo de Lusignan en el que vivieron a partir de entonces. Melusina dio a luz a 10 niños y el tiempo transcurría para la pareja y los hijos sin mayores sobresaltos.
melusina2
Desafortunadamente, como en muchas historias, la felicidad de unos causa desdicha a otros; así que durante un sábado por la noche, mientras la feliz pareja ofrecía un gran banquete en su castillo, el Conde de Forez, hermano de Raymondin, le insinuó que Melusina se negaba a verlo los sábados porque seguramente estaría reuniéndose con algún amante. Aunque en un principio Raymondin, se negó a escuchar las palabras de su hermano, no tardó en sentirse carcomido por los celos y subió hasta la habitación de Melusina, donde la espió mientras se bañaba y pudo darse cuenta de su gran secreto. Se sintió avergonzado por haber roto su promesa y decidió no contarle nada a Melusina.
Tiempo después, Geoffroy, el sexto hijo, entró en disputa con su hermano Freimond y lo asesinó, junto con el resto de los monjes que habitaban en el convento. Raymondin se sumergió en una rabia que lo cegó y acusando a Melusina de traer la desgracia a su familia la llamó serpiente; fue en ese momento que Melusina se dio cuenta que Raymondin había roto su promesa y conocía su secreto, lo que la hizo sentirse profundamente ofendida y furiosa huyó volando del castillo de Lusignan, dejando la promesa de que volvería sólo a llorar la muerte de cada uno de los Lusignan.
De Raymondin sólo se sabe que arrepentido por su actitud se fue a la Montaña de Monserrat donde murió como hermitaño. De Melusina se cuenta que muchos la vieron volando alrededor del castillo cada vez que algún descendiente de su familia iba a morir, hay quienes afirman haberla visto bañándose en la “Fuente de la Sed” donde conoció a su amado Raymondin.

Melusina es otro tipo de ser feerico, que si bien no es una dama del agua comparten características, la Melusina es un personaje del universo imaginario medieval representado en la iconografía y arte de la época en su morfología feérica de mujer serpiente. Melusina es uno de los personajes más importantes del imaginario colectivo de la Europa medieval (especialmente en la mitología celta y de los países bajos); representada generalmente como una mujer en apariencia que se convierte en serpiente o en pez los sábados como un hechizo impuesto por su madre Presina; esto nos hace pensar que podría ser tanto un dragón , como una sirena , aunque también algunas historias nos la refieren como un hada nacida en un pasado remoto.


1 comentario: