domingo, diciembre 31, 2017

Y si te digo que mi amor por ti opaca al amor que tiene Lanzarote por la reina Ginebra y si te digo que la Amiga de Ivayn tiene celos de la forma en que te amo, y si te digo que incluso Sir Orfeo no haría las aventuras que yo hare por tu amor, y si te expreso que el amor que tiene Tristan por la reina Iseo, palidece ante el amor que te tengo... que sucederia? Acaso el mundo elige? O somos nosotros? Y no comprendo como es que estas allí tan lejos si tu estas en mi corazón...
Voy a hilvanar agua y barco
con los últimos resquicios de tu voz
para calmar esta locura.
Me pregunto si así podré
traer tu corazón de vuelta…
con su inconfundible sonido a mar.
Pacto

1. Robar del aire las maldiciones que un esquizofrénico lanza a sus demonios


y transformarlas

Ordenando a esos burlones del abismo

que no lo devoren por rutilante

y en cambio se vuelvan una jauría de cautivos

velando por su causa.
2. Introducirse en el sueño de un trabajador que descansa de su esencia

y llevarlo a la senda que se abre desde la punta

hacia el paraje en contradicho.
3. Ser el personaje principal de aquel escritor sentado en la butaca

que ambiciosos está

tramando la historieta que cambiará la vida en el próximo segundo.
4. Ver la geometría en los ojos del saltimbanqui mientras realiza malabares con cuchillos

y coger ese corazón latiendo de delirio

y sustraerle un extracto libertario.
5. Raspar del almanaque los signos de este siglo

y no darle importancia a los días o a sus nombres.
Así quedará nuestro pacto

Y seguiremos atentos a murmullos que se escondan en las zonas del olvido.

Anotaremos el juramento en paredes y ventanas.

Rociaremos de alabanzas a nacientes entidades

y reviviremos los secretos que estén sobrepuestos a la carga.
Queda establecida la consigna

no volveremos a ver la ronda

con recelo en la mirada.
La idea de la catábasis al inframundo y la anábasis o resurrección aparece inmersa, desde la más remota antigüedad, en el marco de las
creencias funerarias de casi todas las civilizaciones del mundo. Desde que el hombre fue hombre, es decir, desde que adquirió la facultad de reflexiona
r sobre su propia existencia y tuvo conciencia del hecho de la muerte, necesitó, primero, enterrar los de spojos mortales de sus seres queridos, después,
honrar los lugares funestos o de enterramiento de los personajes notables con monumentos de entidad sobresaliente, como fueron, por ejemplo, los dólmenes y, más tarde o al mismo tiempo, alimentar la esperanza de una pervivencia en el
más allá, ante la evidente descomposición de la persona física.
La categoría de deidades de vida, muerte y resurrección es un método práctico de clasificar a las muchas deidades de las mitologías y religiones del mundo que nacen, sufren la muerte, un eclipse u otra experiencia similar al fallecimiento, pasan una fase en el inframundo entre los muertos, y luego renacen, ya sea literal o simbólicamente.
Entre los dioses que podrían incluirse en esta categoría están Osiris, Adonis, Tammuz, Fénix, Jesucristo u Odín. Las diosas que entraron al reino de los muertos y volvieron incluyen a Inanna (también conocida como Ishtar), cuyo culto se remonta al 4000 a. C., y Perséfone, la figura central de los misterios eleusinos, cuyo culto puede datar del 1700 a. C. como la diosa sin nombre adorada en Creta.
Históricamente, esta categoría ha estado más fuertemente relacionada con dos enfoques diferentes del estudio de la religión. El primero, que podría etiquetarse de «naturalista», busca explicar estos mitos en términos de paralelismos con procesos naturales. El segundo, que podría llamarse «interior», busca explicarlos como transformación espiritual individual.
Para la Física el tiempo es la duración de un fenómeno, el tiempo es un concepto que manejamos diariamente. Sin embargo, los científicos todavía no se ponen de acuerdo en qué es. Pero el tiempo es mas humano, es mas tangible, es mas social, en un principio fue la forma en como decir, cuando era momento, para cosechar, sembrar, sacar de los establos al ganado, o volverlos de vuelta, incluso fue la forma de contar las veces que la luna aparecía, y saber el momento en el cual el frio venia o el calor o la lluvia, es tan básico esto que no nos percatamos que el tiempo es como en este universo una maquina nación del hombre… he de allí los atados a esto, hombres tal cual, a mi me gusta siempre recordar a Alejandro, el que jamás media su vida en días, la media en eventos, estamos condenados a una sociedad donde cada cierto momento pasamos un año mas de vida… es un momento, pero existen mas momentos los momentos que nos hacen mas grandes, los que nos cambian o los que nos acercan a ser aquello que debemos hacer... no creo en que se va a ir un año o que vendrá otro… el espiral sigue, el circulo se completa, vivimos en la madeja de hilo y poco a poco seremos parte de ella , en medio de todos los nudos, dejaremos de creer en el tiempo.

jueves, diciembre 28, 2017

La verdad es que la vida no es una película, ni una novela, la vida es tan simple, que nos inventamos realidades para sentir que pasa algo... y todos sabemos al final; que solo los que en verdad valen algo son los que terminan sonriendo, en una cama o un ataúd... otros nos quedaremos observando el cielo, esperando se incendie el mundo y terminen los sueños...
Ahora es cuando me es mas nesesario regresar al tiempo del coven cuando tenia mi sitio donde podia refugiarme, cuando era expulsado de este sitio...
De la sombra de la muerte se gesto un mounstro, nacido en medio de la peste, la vida le dio el don de la melancolía y la muerte le nego amor, cariño y un hogar... aciago camino Sabbhat deambular entre hombres, cuando mereces estar donde agonizan las esperanzas, allí donde los mounstros no dan miedo, niño muerto, niño fantasma... duerme y sonríe sueña a que estas mirando a la estrella
Cantaré a la Noche, engendradora de dioses y hom­bres, [la Noche es el origen de todo; también llamémosla Cipris] ; escúchame, diosa feliz, de oscuro resplandor, como el brillo de las estrellas, que disfrutas con la tranqui­lidad y la soledad que proporciona un sueño profundo; jovial, deleitosa, vigilante durante toda la noche, madre de los sueños, amable eliminadora de las preocupaciones con el olvido, dueña de la calma de las fatigas; otorgadora del sueño, amiga de todos, conductora de caballos, res­plandeciente durante la noche, imperfecta, esto es, en sí terrenal y celeste a la vez. Con movimientos circulares dan­zas en persecuciones que recorren los aires, tú, que des­pides la luz al Tártaro y, a tu vez, te refugias en el Hades, porque la terrible necesidad lo domina todo. Ahora, afor­tunada, te invoco, felicísima y grata a todos, acogedora, escucha mis voces de súplica, ven propicia, te lo ruego, y aleja los temores que aparecen al resplandor de la noche.

miércoles, diciembre 27, 2017

Dime que a ti también te pasa lo que a mí, que te inundan los nervios cada que nos vemos, que sientes que tus manos conjugan perfectamente con las mías, dime que el estomago se te alborota y que en tu corazón rebosa el sentimiento de estar lado a lado, que quieres bailar conmigo la canción que te recuerda a mí, que me piensas día y noche, que te faltan horas para estar conmigo.
Dime que hasta sueñas conmigo cuando no duermes, que retumba tu alma cuando pronuncio un te amo al oído, que miras mis ojos y quieres una vida conmigo, que puedes ver hasta mi alma a través de ellos. Recuérdame que esto no es una fantasía, y dime como te desordeno hasta el pensar, que no te recuerdas antes de que llegara a tu vida, que ahora no te puedes imaginar sin mí.
Dímelo y después convénceme de que no te irás, que quieres quedarte eternamente, o que te quedas en esta vida, que me elegirías una y cada vez que pudieras, que te quedas esta noche, esta lluvia, o cada que salga el sol, pero quédate.
Antiguamente se marcaba a los condenados´a los pecadores alas berraciones
Ojala nunca amaneciera y se quedara la noche postrada
al borde de nuestras camas
vigilando como peto de Vespere
impidiéndonos regresar a la vida
estallándome el corazón con su mirada de mármol celeste,
en mi desesperación
tronar los días como huesos de infante abortado
romper el llanto cual cachorro atacado por el maltrato del mundo infernal
que Destino tenga miedo,
es tiempo de liberar los secretos de mi ciudad

martes, diciembre 26, 2017

Y soy un extraño sin felicidad
caminando las calles de México
recordando.
Mis amigos, se me han muerto,
mis amantes desaparecieron,
mis putas fueron proscriptas,
mi cama apedreada y sacudida
por los terremotos y no tengo
hierba santa para volarme a la luz
de las velas y soñar humo de autobuses
solo eso, tormentas de polvo, y las mucamas
que me espían furtivamente a través de un agujero
en la puerta, taladrado secretamente para observar
las almohadas con que hacen el amor los masturbadores.
Yo soy la gárgola
de Nuestra Señora
soñando en el espacio
sueños grises brumosos
mi rostro apunta hacia Napoleón
no tengo forma.
La libreta en la que anota las direcciones postales
está plagada de "Que en paz descanse"
No creo en el valor del vacío,
me siento cómodo sin honor
mi único amigo es un viejo marica
que no posee una máquina de escribir
que, si fuera mi amigo,
intentaría sodomizarme.
una no deseada botella de aceite,
campesinos lavando el tragaluz,
un loco con quien comparto el mismo cielorraso
hace gárgaras en el baño contiguo
unas cien veces por día.
Si me emborracho tengo sed
si camino mi pie se rompe
si sonrió mi máscara es una farsa
si lloro sólo soy un niño
si recuerdo miento
si escribo, ya todo fue escrito
si muero, la muerte llega a su fin
si vivo, la muerte recién comienza
si espero, la espera es más prolongada
si parto, la partida ya no existe
si me duermo la dicha suprema es pesada
la dicha pesa sobre mis párpados
si voy a cines baratos me comen las chinches.
No tengo dinero para cines lujosos
si no hago nada
nada lo hace

lunes, diciembre 25, 2017

Bailan los murciélagos con las ratas,
comen palomas de iglesia
al ritmo de la lluvia.
La luna angustiada ilumina
a todos los miedos
clavados en el corazón

La diosa de las estrellas
gime se azota con el cinturón de un hereje.
Y aúllan los perros y mueren los sapos
las brujas desnudas queman sus ropas.
Bailan los diablos con murciélagos y ratas
en la noche de la creación

domingo, diciembre 24, 2017

Todo continua viviendo, todo excepto yo, me estoy muriendo, nunca creí que fuera así, digo al menos no para mi, no para Sabbhat, yo soy aquel que salio de las sombras, con su abrigo, cigarro y arrogancia, justo para vérselas con la locura, puedo salvarte, si consumen hasta la ultima gota de tu sangre, alejare tus demonios, los pateare en los huevos y les escupiré cuando estén abajo y entonces estaré de regreso en la oscuridad alejándome con una simple inclinación de cabeza, un guiño y una historia, caminare solo por mi senda ¿quien querría caminar conmigo?
Una tumba es suficiente para quien el Universo no bastara."
Epitafio de: Alejandro Magno
La muerte será una gran aventura, algo así mencionaba el joven Peter Pan el niño que jamás crecería, por lo tanto la muerte para el jamás seria un paso en su vida, anoche la muerte fue condescendiente conmigo, me envió Ángeles custodios para levantar mi cadáver, pero una espada se postro ante mi, indicándome un mensaje “si has de morir gánate la muerte” era eso que tenia que batirme en duelo con los Ángeles y conseguir mi muerte, así lo hice, eran cuatro, tan fuertes tan poderosos, cortaron mi camisa, y la ensangrentaron, mis manos temblaban y yo daba estocadas y golpes con la hoja filosa de la espada, ellos hacían lo mismo uno me hirió tanto que si yo hubiera sido una persona normal hubiera muerto al instante, pero no fue así, decapite de un solo golpe, (un golpe muy afortunado) aun ángel de ojos terribles, el murió y yo seguía de pie luchando esperaba la muerte, ansiaba la muerte, la gloria absoluta en batalla, después de todo morir en luna llena entre 10 mil veladoras y acherontias es una oportunidad única, de repente silencio, perpetuo silencio y oscuridad, un ángel se inclino y se arrodillo frente a mí, hablo me dijo; - no hoy no será un día aciago, no se derramara mas sangre ni se manchara al luz de la luna de rojo, otro día será vendremos por ti, y nos llevaremos cargando el cadáver, entre flores y estrellas al reino de los muertos, donde los valientes descansan velando por su mundo, duerme caballero, descansa y sonríele a la luna que hoy no morirás, aunque todo tu cuerpo lo reclame, la muerte es piadosa, con quien le ama, con quien no le teme con quien se le enfrenta, sigue de guardián en esta puerta al jardín de la muerte, cuida de los tuyos que has probado aun no es tiempo de partir, y tal vez algún día morirás. La luna entraba en forma de luz, de pequeños rayos blancos iluminando la habitación los Ángeles habían desaparecido.
Y ni la sangre de mis muñecas basto, ni la del pecho, solo fue sangre solo eso y no pude morir, es triste es dichoso, pero aquí sigo…la aventura de la muerte aun no esta en mi camino? Habré de ganármela, no se no entiendo, no dormí tampoco anoche, estoy cansado y decepcionado, y sin ningún aliciente reconfortante, devuélveme mi fe, tráeme un te quiero, algo que me salve la vida como en ese invierno desgraciado, que ya me canse de salvar, y yo no poder ser salvado…
El día que me enamore de ti,
fue seguramente un día de invierno
uno al no pensaba sobrevivir como cada año
el frió es mortal y mi corazón tan viejo
dañado y oxidado ya no fluye sangre tibia
sino una mezcla espesa de veneno y algo negro
porquería que antes fue sangre
a veces creo que me salvaste la vida piadosamente
otras hubiera querido me dejases morir
tirado ahí entre las marchitas ilusiones y los sueños perdidos
junto a los obituarios
pero era irresistible lanzarme a tu mirada y el semblante pálido
enmarcado por tu cabello
fue ensedad mía acercarme al sueño mas distante
al mas imposible…
será necesidad de vida
imagínate como yo me imagine el mundo maravilloso
abriéndose y descubriendo
que existía algo mas que una simple vida
ahora muero por la necesidad de ti…
al no tenerte ni tener escapatoria…
solo puedo perderme
y caer tan brutamente
caer sin poder volar…
de haberte encontrado
pienso que seria tan feliz como lo soy hoy
con la nula posibilidad de sonreír
con menos sueños y menos vida tal como hoy
con al diferencia de haberme congelado en ese invierno
y no estar agonizando eternamente
tratando de encontrar un camino que me regrese a la muerte


Despierto con esa insana sensación,  hoy, la vida sigue, y me siento en medio de una vertiente, y nada tiene valor, quisiera un requiero, un abrazo y las ganas para corregir los cuentos,  es como si ya no me importara lo que son o significan será el martes, sangre nuevamente de la nariz y lloro escuchando a Serrat, alguien me ha robado el vino y tengo tres cigarros, la mañana es decilusionante, “Te podría contar que esta quemándose mi último leño en el hogar, que soy muy pobre hoy, que por una sonrisa doy todo lo que soy, porque estoy solo y tengo miedo” pero te importa, no lo creo tanto tiempo en soledad y sombras en el silencio que  ya ni recuerdo como era el rostro de ese niño, ni como jugaba ni del como reía, ah reír quiero reír un momento, dejar que la vida trascurra sin que me importe, pero no, aquí ando, estoy parado, sentado o acostado en medio de un laberinto de libros, esperándote por mas de cien días…comenzare ha hacerme ala idea de que jamás volverás, ni siquiera mire una ves tus ojos o sentiré tus manos, nada de eso, el destino se equivoco conmigo, o alguna divinidad enajenada con convertirme en un loco maniático manda fragmentos de tristeza a que se claven en mi alma, quieren atacarme, atarme y violarme, con miedos, y decepciones, mi corazón están débil ante la oscuridad de la soledad, no aguantare mucho, y me convertiré en olvido de tiempo, nadie dirá mi nombre verdad? Ni importo tanto como para una llamada o un hola te quiero, como estas?, por que será eso que acaso yo no demuestro mi cariño, o será verdad que nada mas yo tengo esos detalles porque me importan, la vida me da asco, nada celestial me pasa…ya no si quiera quiero saber quien soy yo, para enterarme que soy un idiota, eso ya lo se, es martes tengo frió, me siento cansado, decepcionado, enojado, quiero regresar a dormir y soñar es ese hermoso sueño, y no saber que existo, no saber que vivo.

sábado, diciembre 23, 2017

Señor Satanás, por tu gracia, dame, te ruego que el poder de concebir en mi mente y para ejecutar lo que deseo hacer, el final que me gustaría lograr con la ayuda de ti, oh poderoso Satanás, el único Dios verdadero, que vives y reinas por los siglos de la historia. Te ruego que inspire__________ (nombre del demonio) a manifestarse antes de que él / ella puede darme respuesta verdadera y fiel, para que yo pueda cumplir mi objetivo deseado, siempre que sea adecuado a su oficina. Esto con todo respeto y humildemente pedimos en Su Nombre, señor Satanás, puede que me consideren digno, el padre.
Al principio de los Tiempos todo era bueno y perfecto, 9 ángeles blancos fueron creados, pero algo salió mal, uno de ellos descubrió la magia antigua, la Hechicería del Diablo, con ella adquirió poderes inimaginables, desapareció en los Infiernos con El Libro de Pandemonium, como ese ángel (ahora convertido en Brujo-Hechicero) había sido la Fuente del Mal se le llamó La Fuente. Los 8 Ángeles blancos restantes hicieron un juramento, juraron que no descansarían hasta derrotar a la Fuente y se convirtieron en los Antepasados, Jefes Supremos de los Guías Blancos.
La Fuente ha creado una gran legión de Demonios gracias al Libro de Pandemonium, muchos ni siquiera están en este Libro. Cuidado con este peligroso adversario ya que cuando llegue el momento de luchar contra él, toda precaución es poca. No se conocen sus poderes pero se saben que son devastadores.
Es casi imposible derrotarlo pero si alguien se atreve a intentarlo que lo haga con este hechizo:
*Se necesita el poder de 3, una invocación a los antepasados y una gran fuerza de voluntad.
Prudence, Patricia, Penélope, Melinda, Astrid y Lena. Brujas Halliwell que perduran con fuerza junto a nosotras. Derrotemos a este malvado a través del tiempo y el espacio, fuerzas mágicas, no dejéis ni rastro.

IN NOMINE DEI NOSTRI SATANAS LUCIFERI EXCELSI


En nombre de Satanás, que rige el mundo y es el Rey de la Tierra, yo ordeno a las Fuerzas de las Tinieblas que me otorguen todos sus Infernales Poderes…..
IN NOMINE DEI NOSTRI SATANAS LUCIFERI EXCELSI
En el nombre de Satán, Señor de la Tierra, Rey del Mundo, ordeno a las Fuerzas de la Oscuridad que viertan su poder infernal en mí. Abrid las Puertas del Infierno de par en par y salid del Abismo para recibirme como su hermano y amigo.
Concededme las Indulgencias de las que hablo.
He tomado tu nombre para que haga parte mía. Vivo como las bestias del campo, regocijándome en la “vida carnal”. Favorezco al justo y maldigo lo podrido.
Por todos los Dioses del Averno, ordeno que lo que yo digo ha de suceder….
Salid y responded a vuestros nombres manifestando mis deseos:
Satán, Lucifer, Belial, Leviatán

jueves, diciembre 21, 2017

Lo especial de este tema y de todo el CD en realidad, es que hacemos esta historia nuestra, porque todos hemos tenido nuestro 1999, cada uno ha tenido su "Marina” particular, en cierta forma todos hemos vuelto en algún momento allí donde solías gritar, o has vivido un segundo (y tercer) asalto, de la misma forma que volveríamos a romper ventanas una y 2009 veces más. Las que haga falta. Porque el grito vive con nosotros.Porque ese grito, ese 1999, es nuestro pasado, y en cierta forma. Nosotros

miércoles, diciembre 20, 2017

¡Vida! Tantos años,
y tanta alegría de vida.
¡Vida! El amor
trabajando los detalles,
el amor que mima
las cosas pequeñas.
Esas manos consagradas
de Amor, esas manos
que hacían milagros
en nombre del Nazareno,
y que resucitaban a las almas
con divina pericia.
Vivir de amor,
vivir de Vida.
Y cada día más amor,
y cada día más Vida.
Vida de Vida,
vida más viva,
vida agraciada
de fe, y de esperanza.
¡Vida! Tantos años
que son eternidad
a base de puro amor,
de amor en vilo.
¡Qué extraordinaria
es una vida enamorada
de Dios, en Cristo!
¡Qué viva está
una vida así de Vida!
¿Muerte? ¡Vida!
Mirad su amor, su alma.
¡Vida, vida, vida!
El amor no deja
de respirar nunca.
El amor no deja
de enamorarse nunca.
¿Muerte? ¡Vida!
¿Acaso no somos todos
unos resucitados?
Vivir de Amor,

vivir de Vida.

martes, diciembre 19, 2017

LA TOLERANCIA DE LOS CUERVOS
La muerte llega en gran número por problemas
resueltos en los mapas, disposiciones bien ordenadas,
ángulos de elevación y dirección;
llega inocente a manos de instrumentos que podrían gustarle a los niños, guardándolos debajo de las almohadas, inocentemente clavados en toda carne.
Y con la carne se desmorona la mente
que arrastra al pensamiento de la mente que despoja .con claridad al pensamiento de un propósito esperado.
El avance del veneno en los nervios y
el colapso de la disciplina se detiene.
El cuerpo espera la tolerancia de los cuervos.
Al sospechar que yo probablemente
 caería a sus pies,
 ella los escondió con destreza
 bajo los pliegues de su falda,
 oculta una pícara sonrisa
 y no levantará la mirada.
 Eludiendo darme una respuesta,
 charla con su amiga. Si displicente
 resulta tan sensual,
 imaginatela en encendida.

lunes, diciembre 18, 2017

Soy sólo un enamorado. Y si he dado en llegar a ser poeta -que es mucho decir- es por ese único motivo. Constato el hecho sublime del amor, de su presencia. Constato que, porque amo, necesito amar más, si quiero seguir en mis cabales de alma
Sueño, distancia,
entreabro los ojos, ya te has ido.
Huele el café del verano pasado,
la mosquitera arrugada se apoya olvidada
las piedras que recogí en la orilla de tu cama
llenan el espacio del delirio.

Adivina,
qué siento cuando quiero tocar tu cuello
tu nuca excelsa y tus dedos fríos.
No sabes de los silencios que cerraste
para ahogarlos súbitamente en un grito.
No lo sabes, porque siquiera intuyes
cómo suenan los disparos en mi pecho
y cómo anuncian las sirenas el incendio
de las primeras noches de este encierro.
Es mentira, lo cierto y lo pasado
lo que imponen las horas como losas
hasta aplastar los intentos de morirse
abjurando de tus ojos tristes.
Y este calor en la cama que aun pervive
en la penumbra de las horas tempranas
se enrosca a mi cuello, collar de espinas
para matar lentamente a la razón,
de frío.
PARA MORIR
Muerto el verano,
apoya su cabecita de niño sobre cojines de seda blanca.
Velamos su muerte anunciada,
huelen las velas a tarde de sol y contraventanas cerradas.
Sentados bajo la sombra fresca de los abedules
el sol anuncia su fugaz huída,
duele la tarde y esta luz del sur
que aun se musita, palidece.
Ninguna sombra de este último día
nos consuela de tanta mentira,
ningún cielo nos tapará las piernas durante esta larga velada.
No consolará nuestra pena la música de las adormideras
porque caen rodando río arriba
los escombros de las estrellas.
PARA MORIR
Muerto el verano,
apoya su cabecita de niño sobre cojines de seda blanca.
Velamos su muerte anunciada,
huelen las velas a tarde de sol y contraventanas cerradas.
Sentados bajo la sombra fresca de los abedules
el sol anuncia su fugaz huída,
duele la tarde y esta luz del sur
que aun se musita, palidece.
Ninguna sombra de este último día
nos consuela de tanta mentira,
ningún cielo nos tapará las piernas durante esta larga velada.
No consolará nuestra pena la música de las adormideras
porque caen rodando río arriba
los escombros de las estrellas.
Veneno, tengo miedo de encontrarte un día por la calle
sentirme obligado a ver tu cara,
diablo, alma oscura a veces casi me parece verte,
por algún resquicio,
bajo la luz cenital de una farola por la noche,
en una calle, y luego siempre tomo otra calle,
gato negro que presagia mala fortuna
diablo nacido de las entrañas,
súcubo, que se alimenta de sangre humana,
vampiro. alucinaciones,
sudores fríos, la cabeza a punto de reventar,
la nausea, el vómito
ese desagradable sabor en la boca,
los ojos vidriosos,
cuchilladas en el estómago
desubicado, los adoquines de la calle, cuesta abajo.

domingo, diciembre 17, 2017

En un amor, la mayoría busca una patria eterna
Otros, aunque muy pocos, un eterno viajar
Estos últimos son melancólicos que tienen que rehuir el
contacto con la madre tierra

Buscan a quien mantenga alejada de ellos la melancolía de la
patria
Y le guardan fidelidad
Los tratados medievales sobre los humores saben de la
apetencia de viajes largos de este tipo de gente que va.
Yo no te bajaré la luna y las estrellas para que en el día las pierdas, yo dibujaré en tu cuerpo poesía con mis dedos. Yo no te diré que eres el amor de mi vida, porque eres el amor en el momento. No te amaré de esa forma tan común, te amaré con miradas y caricias, dejaré que me robes el aliento, te daré mis pensamientos. Todo lo que esté en mí será para ti
Voy a construir una guarida, una fuerte, en donde todo el que quiera podrá entrar. No estoy hablando de los días en los que escribía y me escondía, no hablo ni de ti ni de mi. Hablo de la luna y de las veces que estuve allí... En las noches que me acompañabas...
Voy a construir un muro, donde colgar mis pensamientos, amaré cada imagen tuya, siempre, sobre todo cuando no estés más...
Y volveré algún día a cada lunar, a cada cicatriz que dolió. Y derribaré cada "nube sucia" que llueva sobre mi, los rayos serán la luz que ilumine mis pasos oscuros... Pero como dice Quique González; no..hoy no, hoy no me detendrán...
Me he cogido in fraganti pensando, al cruzarme con una chica extrañamente vestida, esto: "O va fatal, la pobre, o es que es así la última moda..." Vaya, qué bajo estás, me he reprendido, abochornado. Porque sea la última moda no va a dejar de ir fatal, la pobre. Te descuidas un poco y se te pega, qué vergüenza, el espíritu de los tiempos.

sábado, diciembre 16, 2017

"¡Yo quisiera salvar esa distancia,
ese abismo fatal que nos divide,
y embriagarme de amor con la fragancia
mística y pura que tu ser despide!
¡Yo quisiera en mí mismo confundirte,
confundirte en mí mismo y entrañarte;
yo quisiera en perfume convertirte,
convertirte en perfume y aspirarte!
¡Aspirarte mujer... de ti llenarme,
y en ciego y sordo y mudo constituirme,
y ciego, y sordo y mudo, consagrarme
al deleite supremo de sentirte
y a la suprema dicha de adorarte!"
DESEOS
Salvador Díaz Mirón.
Con rimas y canciones
soy cambiante como las estaciones
hijo de la luna y mi padre es el sol
con la tierra soy uno solo.
Soy un brujo, un niño pagano
el espíritu de la madre naturaleza crece en mí,
fluye en mí como un hechizo,
encantándome en cada sueño al despertar
respiro el aire de la liberación,
tiento el fuego de la transformación
bebo el agua de la creación,
la magia de la tierra es mi conjuro.
Soy de luces y sombras,
de los misterios del Shide y los vuelos de los cuervos…

jueves, diciembre 14, 2017

Dame, llama invisible, espada fría,
tu persistente cólera,
para acabar con todo,
oh mundo seco,
oh mundo desangrado,
para acabar con todo.

Arde, sombrío, arde sin llamas,
apagado y ardiente,
ceniza y piedra viva,
desierto sin orillas.
Arde en el vasto cielo, laja y nube,
bajo la ciega luz que se desploma
entre estériles peñas.
Arde en la soledad que nos deshace,
tierra de piedra ardiente,
de raíces heladas y sedientas.
Arde, furor oculto,
ceniza que enloquece,
arde invisible, arde
como el mar impotente engendra nubes,
olas como el rencor y espumas pétreas.
Entre mis huesos delirantes, arde;
arde dentro del aire hueco,
horno invisible y puro;
arde como arde el tiempo,
como camina el tiempo entre la muerte,
con sus mismas pisadas y su aliento;
arde como la soledad que te devora,
arde en ti mismo, ardor sin llama,
soledad sin imagen, sed sin labios.
Para acabar con todo,
oh mundo seco,
para acabar con todo.
“Hoy las arañas me hacen cálidas señas desde
las esquinas de mi cuarto, y la luz titubea,
y empiezo a dudar que sea cierta
la inmensa tragedia
de la literatura”
Leopoldo María Panero
HOY
Hoy no he hecho nada en todo el día.
Salvo engañarme:

la oxidación seguía trabajando,
los castores de la grasa
taponando las arterias,
la vista en el vacío aminoraba
su pérdida veloz. Imperceptible,
tomaba posesión la caries
de aquello que asomaba en el bostezo.
Todo perseveraba en su función
como un soldado japonés
en una isla del Pacífico
al que solo le queda la obediencia
veinticinco años después de rendirse
su ejército:
un seppuku lento y sin sangre.
Jamás se pierde el tiempo: subterráneo,
excava galerías entre el plomo.
Aunque no lo veamos,
nos mina.
Intactos o mordidos,
los gajos pasan.
Aunque tú no mires su esfera,
el engranaje avanza hasta pararse.
Pereza de los labios y la mano,
hoy no he hecho nada en todo el día.
Salvo decirle
adiós a todo apenas sin palabras.
Hoy no he hecho nada en todo el día,
salvo estos versos para el polvo,
la muerte.

lunes, diciembre 11, 2017

La descripción de la bruja Erictho aparece reflejada por primera vez en el libro sexto de Farsalia, obra escrita por el autor romano Lucano. Este poema épico, increíblemente largo, relata la guerra civil desatada entre Julio César y Pompeyo.
En este contexto surge una figura temible que parece ser una combinación de todas las brujas mitológicas y literarias anteriores, dado que simula evocar la descripción que Virgilio hace de Hécate en su célebre Eneida.
Erictho (o Ericto) vive en Tesalia, el país clásico de la brujería, y allí es consultada por el hijo de Pompeyo la víspera de la batalla de Pharsalus (48 a.C).
Esta horrible hechicera tiene enormes poderes, que la aproximan más a una diosa que a una bruja, y emerge como la Gran Madre Kali recogiendo los huesos y las cenizas de los muertos.
En Farsalia, en vez de guiar a los suplicantes hacia el Inframundo, Erictho es capaz de rescatar seres de infierno a través de ejecuciones nigrománticas y de reanimar cadáveres que predicen los resultados de las batallas.
Se creyó que tales operaciones tenían resultados reales, y la resurrección de los muertos fue un tema discutido en círculos científicos hasta el siglo XIX.
Georg Luck afirma que el poeta Shelley leyó a Lucano junto a su esposa Mary y que este hecho probablemente derivó en la idea que ella tuvo de escribir Frankenstein.

domingo, diciembre 10, 2017

Creo que una de las cosas más difíciles para muchos seres humanos es poder desarrollar una capacidad de desapego hacia otros. En distintas medidas, creo que prácticamente todos hemos sufrido pérdidas amorosas, amistosas y familiares. No me refiero a asuntos de muerte, sino de distancia (que en muchos casos es igual). Hablo de la perra necesidad que tenemos de generar vínculos con las personas y lo complejo es que es poder darse cuenta de que los ciclos, así como las tormentas o los días soleados, deben terminar.
No es sano estar rogando por un lugar en la vida y en el tiempo de alguien más, por muy querido que este o esta sea. No es sano estar sufriendo o angustiado por pensar en las cosas que ya terminaron. Uno solamente puede controlar sus actos (y a veces ni eso), y andar batallando para que alguien nos haga un apapacho o al menos se acuerde de uno creo que es un pasatiempo tóxico que poco a poco nos oscurece el alma.
En mi caso, durante muchos años no sólo hice eso, sino que lo asumía como algo normal y daba por hecho que en ciertas relaciones humanas yo debía ser el que engrasara la maquinaria, pero madrazo tras madrazo entendí finalmente que eso no podía seguir pasando. Algunas personas ya no están en mi vida simplemente porque dejé de escribirles, dejé de intentar encuentros sin éxito, y aunque era un riesgo calculado (uno en el fondo conoce a su gente) y al principio fue difícil, la neta es que uno debe construirse su propio entorno feliz, y si eso excluye (o nos excluye de) a gente importante para nosotros, es un costo que vale la pena pagar. Mi vida desde entonces es mucho más tranquila y gratificante, pues dejé de depositar mi felicidad en otras y otros y en sus reacciones para conmigo.
No creo que esto se trate de buenos y malos. Vaya, en mi opinión todos somos una basura y unos chingones (según convenga) y yo mismo estoy lejos de considerarme una buena persona, pero sí creo que es mucho mejor que nuestros quereres, amores y cariños circulen en vías de dos direcciones. Todo debe tener un fin, y tratar de estirar algo especial sólo por miedo a perderlo me parece que es como seguir masticando un pedazo de carne que ya no tiene sabor.
Así que, si estás leyendo esto y estás pasando por un proceso de cambio o ajuste, me gustaría decirte que hay UN CHINGO de gente allá afuera, y estar llorando todo el día por una (docena) es una pérdida de un tiempo que jamás regresará.
Nadie, absolutamente nadie es tan importante.

viernes, diciembre 08, 2017

La descripción de la bruja Erictho aparece reflejada por primera vez en el libro sexto de Farsalia, obra escrita por el autor romano Lucano. Este poema épico, increíblemente largo, relata la guerra civil desatada entre Julio César y Pompeyo.
En este contexto surge una figura temible que parece ser una combinación de todas las brujas mitológicas y literarias anteriores, dado que simula evocar la descripción que Virgilio hace de Hécate en su célebre Eneida.
La Bruja Erictho o Ericto
La Bruja Erictho o Ericto

Erictho (o Ericto) vive en Tesalia, el país clásico de la brujería, y allí es consultada por el hijo de Pompeyo la víspera de la batalla de Pharsalus (48 a.C).
Esta horrible hechicera tiene enormes poderes, que la aproximan más a una diosa que a una bruja, y emerge como la Gran Madre Kali recogiendo los huesos y las cenizas de los muertos.
En Farsalia, en vez de guiar a los suplicantes hacia el Inframundo, Erictho es capaz de rescatar seres de infierno a través de ejecuciones nigrománticas y de reanimar cadáveres que predicen los resultados de las batallas.
Se creyó que tales operaciones tenían resultados reales, y la resurrección de los muertos fue un tema discutido en círculos científicos hasta el siglo XIX.
Georg Luck afirma que el poeta Shelley leyó a Lucano junto a su esposa Mary y que este hecho probablemente derivó en la idea que ella tuvo de escribir Frankenstein.
Las brujas, meigas en el norte de España, son a su vez descendientes de las pitonisas greco-latinas, que tenían poderes adivinatorios. En la Edad Media se las consideraba mujeres extraordinariamente feas y ancianas o de una belleza y juventud malignas. La tradición dice que se podían convertir en gatos y que volaban montadas en una escoba. La bruja literaria conoce conjuros y pociones que convierten a los hombres en animales o que obligan a una persona a enamorarse de otra, en el caso de los llamados “filtros de amor” -por ejemplo, en la Celestina. En el mundo simbólico la mujer encarna frecuentemente las cualidades más perversas
La literatura no sería lo mismo sin los monstruos. Los monstruos han servido para obligar a que los niños se fueran a dormir, pero también a que temieran a la oscuridad (yo aún siento un poco de inquietud si no hay al menos alguna luz iluminando tenuemente la estancia).
Los monstruos, con todo, también ha sido herramientas para explicar más cosas: desde metáforas de nuestros miedos más arraigados hasta analogías políticas o sociológicas.
Algunos autores han prefiero ser explícitos en sus descripciones, otros, sin embargo, sin apenas esbozar detalles, fueron capaces de erizarnos el vello (aún recuerdo el miedo que pasé de pequeño al leer a Lovecraft a pesar de que no aparecía ningún monstruo en sí: solo remotos gruñidos, una amenaza que se cierne…
La cacería de brujas se convertirá rápidamente en
una narración mitológica, un recuerdo fantasmagórico,
tanto oral como literario, e incluso un arquetipo
metafórico. Las brujas no serán olvidadas después de
la Revolución francesa y del advenimiento de la modernidad política.
No desaparecerán de la memoria
colectiva con el final de la Inquisición y el agotamiento
de la Contrarreforma, ni tampoco con el desarrollo de
las nuevas formas de disciplina y castigo creadas por
la sociedad industrial, aunque Foucault no les haya
prestado atención. Las brujas siguen acechando el
imaginario colectivo de los siglos xix y xx
Blanco

El silencio tan blanco
una nada ilimitada,
tiene necesidad de confinarnos
de hablar, de decir algo
en toda la habitación
4 paredes  listas para escuchar
mi defensa de la cusa perdida,
nadie entenderá el lenguaje
                   de la falsa sonrisa,
prefiero tu vos susurrando furtivamente
en tono de blues,
trasnocho el olvido del blanco que es vació
para encontrar el blanco que lo es todo
escribiré sobre él, dibujare sobre él
me gusta maginar tu espalda como un lienzo
nada en definitivo en mi aventura la evolución de la vida
prefiero no gustar por como soy
que gustar por no ser nada,
no soy blanco ni vació
soy todo aquello que se encuentra allí.

jueves, diciembre 07, 2017

La muerte de la niñez
Abandonado es el viento
pero la luz es la brisa
nosotros nos hemos muerto,
estamos ahora vivos,
nos hemos perdido en el mundo habitado por los hombres y mujeres,
cuando ellos caminan por la tierra
vivimos en el reino de los espíritus
sentimos la ausencia de vida
está en nuestro útero,
en nuestro corazón,
o nuestros ojos,
que lloran
al enterarse que cada vez que alguien deja de ser niño
se termina la inocencia

miércoles, diciembre 06, 2017

Todos los días rezo esta oración
al levantarme:
Oh Dios,
no me atormentes más.
Dime qué significan
estos espantos que me rodean.
Cercado estoy de monstruos
que mudamente me preguntan,
igual, igual, que yo les interrogo a ellos.
Que tal vez te preguntan,
lo mismo que yo en vano perturbo
el silencio de tu invariable noche
con mi desgarradora interrogación.
Bajo la penumbra de las estrellas
y bajo la terrible tiniebla de la luz solar,
me acechan ojos enemigos,
formas grotescas que me vigilan,
colores hirientes lazos me están tendiendo:
¡son monstruos,
estoy cercado de monstruos!
No me devoran.
Devoran mi reposo anhelado,
me hacen ser una angustia que se desarrolla a sí misma,
me hacen hombre,
monstruo entre monstruos.
No, ninguno tan horrible
como este Dámaso frenético,
como este amarillo ciempiés que hacia ti clama con todos sus tentáculos enloquecidos,
como esta bestia inmediata
transfundida en una angustia fluyente;
no, ninguno tan monstruoso
como esa alimaña que brama hacia ti,
como esa desgarrada incógnita
que ahora te increpa con gemidos articulados,
que ahora te dice:
«Oh Dios,
no me atormentes más,
dime qué significan
estos monstruos que me rodean
y este espanto íntimo que hacia ti gime en la noche.»
La gente me condeno al olvido
sonrió siempre ocultando las lagrimas
siempre
miro películas
leo a Machado
y escucho a The Cure
no necesito mas
no tengo nada
mas que el frió
y muchos sueños que me compro,
nadie me llorara
no me importa yo lo hago por mi
mientras fumo o duermo en mi cama tan cómoda
soy feliz aunque no me comprendan si estoy a gusto,
aunque me muera por dentro,
y me destrocé siempre el alma,
así soy una foto vieja olvidada en la pared
cubierta por un cuadro de Siqueiros.
No duermo para no despertar solo
tampoco me gusta estar despierto,
siempre prefiero dormir y olvidar que estoy solo
es solo una fantasía sentimental
causa de la ausencia de voces vivas
de la luna postrada en mi ventana
certeramente observando mis manos
en la cama y mis piernas desnudas
entre sabanas frías
un poco tibias a veces,
soy un suicida asomado en la azotea con una cuerda,
se me termina en cigarro que se apaga frente al televisor,
cuéntame algo antes que mi única salida sea saltar por la ventana
antes de que me vuelva loco
por beber las cenizas de esta copa de cristal francés,
ahora las musas dejan de inspirar
para aventarme navajas y dos balas huecas
no tienen nombre pero me invitan a morir
como hombre gris
bajo la fuente
del centro donde los infantes mirara mi cuerpo
sangrante en el agua
el domingo que la Virgen y Lucifer disputan mi alma
desatando la guerra
pero vendrán las brujas
y me llevaran cual hadas a Avalon con Arturo…
y me marche

martes, diciembre 05, 2017

Háblame, amor,
y dime
¿Qué esconde la muerte
detrás
de la última puerta?
¿Qué fuerza te arrastra
tras su sombra hasta ella,
,tan eterna?

-Estoy cansado.
y dolido.
La muerte
hoy parece más bella.

-¿Y si no hay
nada
detrás de la última puerta?
- ¿Y si tras todo esto
solo hay
agua...
que se escurre
entre tinieblas?

En las linderas del mundo
se han quedado esperando
los hijos que ya no tendremos;
con sus caras de ángeles
llorarán cada Noviembre
blancos copos de nieve!

Anoche mientras dormía
soñé que aún me vivías.
El día me trajo escarcha de estrellas.
André Breton: «Un filósofo a quien yo entienda es un cerdo.» Comparto plenamente su opinión..., aunque a veces me cueste entender lo que dice Breton _mi Maestro -Buñuel-
Fuiste Oniria y yo Insomnia,
e insomne sigo todavía recordándote cada noche
tal vez todo el tiempo que la espere fue un simple sueño...
del cual no me daba cuenta
no sabía si estaba despierto o ella estaba soñando
pensé que ella era mi vida entera mi noche eterna
creo que solamente fue un lindo sueño
a veces pienso en que quiero despertar
para saber si habrá algún reencuentro inesperado
y ver si
me eliges una noche azul
entre toda la gente una vez mas,
y seguiré dando mil vueltas en la cama y no podre olvidar su nombre
no es que padezca de Insomnia
es que no tengo a Oniria.
Los vándalos fueron un pueblo germano de Europa central. Su lengua pertenece a la rama germánica oriental que habitaban las regiones ribereñas del Báltico, en la zona de las actuales Alemania y Polonia.
A principios del siglo V d.C. cruzó la Galia y la Península Ibérica, se instaló brevemente en el valle del Guadalquivir, pasó el estrecho de Gibraltar y, comandado por Genserico, creó un reino en el norte de África, centrado en la actual Túnez y que, finalmente, fue destruido por los bizantinos el año 534.
Enserio no conmueve su anacronismo ni comparación zonza

sábado, diciembre 02, 2017

Encontrar un ángel: No es estar muerto en vida ó vivir muerto
es estar ante dios y el diablo,
perderse en el tiempo y en el espacio,
volar muy alto hasta el mismo sol y regresar.
Encontrar un ángel puede predecir tu futuro
dejar de temer a las pesadillas que trafican en los sueños.
Y que Hoy el sol se oscurezca como jamas se ha oscurecido y que todas las sombras griten truenos para levantar a los malditos, que se aun día, hermoso donde la muerte reine nuevamente como la peste triunfante que es... llantos y sollozos, heridas y sangre, es el día perfecto para vivir la desgracia, es el momento ideal para partir, hoy que no existe motivo, hoy que no hay deudas pendientes, cuando no tengo deudas y cuando no soy el motivo de nadie, es perfecto y si dios me concede la gracia, por la noche estaré en su mesa compartiendo el festín de héroes...

martes, noviembre 28, 2017

Virgilio, en el Infierno, para convencer a Minos (si no recuerdo mal), le da esta definición del Cielo: "el lugar donde se puede lo que se quiere". Con independencia de la virtualidad argumentativa para Virgilio, y de la poética (porque Paolo y Francesca, pobres, han querido lo que no se puede), la definición tiene una gran fuerza didáctica, si se la lee a través del espejo. La tierra, para tener una vida celestial, ha de ser el lugar en el que uno quiere lo que puede, también Robert Smith lo definiría bien con su canción Just Like, Heaven. Sera que yo estoy en ese punto medio donde estoy donde puedo lo que quiero, pero lo que quiero no lo puedo... oh idílica contradicción, Virgiliana. pero he hallado  jardines escondidos en plazas donde el tiempo me permite estar en el cielo...
Vicente Huidobro y su canto II de Altazor me hicieron acordarme de usted







Mujer el mundo está amueblado por tus ojos
Se hace más alto el cielo en tu presencia
La tierra se prolonga de rosa en rosa
Y el aire se prolonga de paloma en paloma

Al irte dejas una estrella en tu sitio
5Dejas caer tus luces como el barco que pasa
Mientras te sigue mi canto embrujado
Como una serpiente fiel y melancólica
Y tú vuelves la cabeza detrás de algún astro
¿Qué combate se libra en el espacio?
10Esas lanzas de luz entre planetas
Reflejo de armaduras despiadadas
¿Qué estrella sanguinaria no quiere ceder el paso?
En dónde estás triste noctámbula
Dadora de infinito
15Que pasea en el bosque de los sueños
“Tus ojos son la patria del relámpago y de la lágrima,
silencio que habla,
tempestades sin viento, mar sin olas,
pájaros presos, doradas fieras adormecidas,
topacios impíos como la verdad,
otoño en un claro del bosque donde la luz canta en el hombro de un árbol y son pájaros todas las hojas,
playa que la mañana encuentra constelada de ojos,
cesta de frutos de fuego,
mentira que alimenta,
espejos de este mundo, puertas del más allá,
pulsación tranquila del mar a mediodía,
absoluto que parpadea,
páramo”.
Con este poema titulado Tus Ojos, Octavio Paz realizó un homenaje a  ti claro
¿Qué es poesía? –dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía?
¿Y tú me lo preguntas? Poesía… eres tú.

Así dictaba la primera estrofa en una poesía de Bécquer, y es qué me pregunto ¿qué es la ciudad? Pues la ciudad eres tú, los detalles, las pequeñas cosas
Me quedo mirando el techo del salón mientras escucho a los Cure, nunca había estado tan feliz, nunca había estado tan sin mí. Me pregunta la canción sobre cuántos secretos puedo mantener, creo que mi problema es que no sé reconocerlos. Me empiezo a mirar las manos y me dan ganas de fumar. La poesía no me hace sentir más. La canciones tristes no son suficientemente tristes. Los recuerdos no son balas. Me codeo con gente que vive entre nubes, de los que hacen ejercicio para purificar el alma, se van de vinos los sábados y follan, al volver a casa, con la tele en mute. Yo no quiero esa mierda de vida vacía y ejemplar. Echo de menos llorar, sangrar, el hambre y el insomnio. Echo de menos la tranquilidad con la que se vive cuando te da igual morirte. Me canso de buscar resquicios de tristeza entre el techo y mis manos y acabo jodido por sentirme vacío por no estar triste. Debo ser gilipollas, pero joder, ¿qué hace alguien triste sin tristeza?.


La lluvia dice un nombre,
lo repite hasta formar un surco.

El mundo gira bajo la lluvia.


Presiento un tatuaje nuevo,
el símbolo de un sueño, indeleble.

Como una sangre nueva que se imprime
durante la noche, durante la lluvia
sobre nuestra piel.


Un misterio nos recorre,
adormece el horror del mundo.

Es como un cielo que retorna
desde lo más profundo del tiempo
a nuestro ser atosigado de dolor.


Todo retorna al principio:
las manos, el viento, los ojos,
los caminos. El miedo es un fantasma,
que se fortalece en el silencio,
en la espera de palabras no dichas,
de posibles nuevas lejanías.


Cuando deje de llover,
habrá pasado un milenio.

Entonces iré a buscar tu marca,
para imprimirla como un viaje sin retorno
justo sobre mi corazón.
El miedo se abrió lentamente, como una flor oscura,
penetró tus raíces,
abrió sus alas dentro de ti como un pájaro taciturno;
más tarde, se encerró en tu mariposa interior
y abrigó sus huevos opacos sobre el sueño retardado de la oruga,
sus crías apátridas se alimentan de las torpes marionetas que fabrican tus pasos.

Te recuerdo encanto;

No existe, no existe sólo es un falso fantasma cubierto con la sábana de los años.
Paz, hablar de eso, se puede? Es decir alguien como tu como yo podríamos tener paz,  o podríamos distinguirla, es un deseo que necesitamos, pero lo conseguiremos, no se a veces creo que el mundo nos mueve con el y su poderío nos arrastra en el evolutivo devenir del tiempo, será acaso sentir paz así, o podríamos haberla tenido y no la reconocimos, así como el día que llegue la reconoceremos será? no se divago ahora mismo que leo ¿paz? Yo no se si la conozca, no se si pueda reconocerla aunque conozco una extraña sensación, de tranquilidad de nada absoluta es como estar en lo blanco sin nada, que todo no importa ni ayer ni hoy o mañana nada existe y es horrorosa esa sensación.