domingo, julio 23, 2017

Problemática del odio. No puedo mirar rostros sin sentir un odio súbito e irreprimible. Lo terrible es que me sucede con todos, sin excepción.
Ahora sé que siempre haré poemas. Esto que me digo es locura. Pero también promesa. A otros de ser feliz. Yo quiero la gloria, mejor dicho, la venganza contra los ojos ajenos.
M. tiende a borrarse porque vuelve la imagen central, la de la madre única.
Et c'est toujours la seule
Et c'est le seul moment.

No obstante, considero superfluo y abrumador haber nacido y me aburro y estoy fatigado.
Nunca me odio tanto como después de almorzar o cenar. Tener el estómago lleno equivale, en mí, a la caída en una maldición eterna. Si me pudiera coser la boca, si me pudiera extirpar la necesidad de comer. Y nadie goza en esto tanto como yo. Siento un placer absoluto. Por eso tanta culpa, tanta miseria posterior.

Quítame la vida con tus ojos,
indiscutible silueta de una vos linda,
guíame detrás del veneno,
entusiasmando mi delirio,
no me acuerdo de nada
de cómo salía el sol cada madrugada
si los faisanes saben a gloria,
ni como me mirabas
no recuerdo cuando era feliz
ni de cómo entraba por tu ventana,
se me antoja soñar en como te puedo encontrar
para contigo volar,
sin ser un conocido
jugando al amigo
no me puedo callar
el animo de encontrarte
¿andamos dispuestos a caminar?
no detengamos,
nunca,
nunca,
el descubrimiento….

sábado, julio 22, 2017

"Calavera coronada, conversión alcanzada"
A veces pienso en cuando dejare de ser una sombra,
un fantasmas que deambula buscando luz
pretendiendo estar vivo donde no existe más que dolor
me engaño jugando a la ilusión…
pero es que no puedo tener más voluntad el día de hoy
se que no aporto nada bueno ni soy alguien el cual extrañar
soy más bien el tipo de perro que estorba y es abandonado
después de que llega uno nuevo…
está bien jamás he servido a nadie ni he querido sustituir a nadie
se que no valgo nada sé que no soy nada
muchos más vienen y otros se van pero siempre me queda a mí el silencio
y la espera de la muerte,
yo no tengo la culpa de haber nacido así maldito,
feo y tonto, me he esforzado por no ser monstruo
pero me gana la vida, me gana lo que soy y por mas lagrimas tontas
estoy triste y enojado por mi razón,
no quiero me compadezcan porque esto es muy normal
pero me duele mucho sentirme tan solo e inútil…
ojala si tuviera algún talento, una función dejaría de ser un muerto,
pero estoy aquí en México en el país de la muerte,
manchado por la sangre,
soy la puta muerte que lo jode todo,
desde el mi nacimiento enfermo por mí,
envenenado por lo que soy debí morir,
¿pero le robe a alguien la vida…?
nací muerto y crecí muerto,
merezco el sufrimiento de la jodida soledad,
merezco el deprecio de la estrella,
eternamente una sombra buscando luz.
Soy La Muerte...
esa muerte que da miedo,
la muerte que te coge bonito,
la que te viola y te quita todo a la que le tienes miedo y odias
por cómo te arranca lo que amas sin misericordia,
soy la puta muerte,
la peste negra,
la que baila en el cementerio burlándose del vivo,
soy la amante del gusano,
soy el pinche niño muerto...
le oí decir sólo a trozos me fui porque no porque creía que él y si todos
pensé que me iba a quemar le di algunas vueltas tuve
miedo dijo sí él lo había dicho bueno escuché cosas
de este tipo excusas o yo diría lamentos
quejas imperceptibles quejas
como un fino polvillo de raíces
trituradas algún árbol muy joven con la madera

podrida
-No soy los Winchester, constantine, Hellboy, Dylan Dog o el padre Merrik, soy yo, sea lo que sea signifique ello, soy Sir Sabbhat cazador de demonios-
De esa forma iniciaba lo que seria una novela gráfica, de cazadores, de brujeria, de punk y póst punk, lleno de mitologia medieval, llena de demnios y de lugares tenebrosos que la luz comenzaria a disipar...
Con toda esta vida me costumbre
a la nostalgia como se hace a la cerveza o a fumar
primero con mueca de disgusto, con el gesto arrugado y la amargura propia de vivir
en una eterna tarde de domingo;
luego, con la inercia con la que uno remueve un guiso
o besa a la nada después de ocho años de ausencias en las sabanas,
me santigüe a la tristeza, a una auténtica,
con aliento grosero, que te hace querer vivir deprisa deprisa deprisa,
soltar toda la adrenalina de golpe y envejecer de repente,
morir mareado, asomarse a la ventanilla de un tren en marcha
seguramente Mauricio murió, el mismo día en que nació,
mi imposibilidad de reprimir el deseo de vivir
era el motivo de mi apasionada cólera,
de mi anhelo suicida: llegar al destino lo antes posible,
trampear la naturaleza y su a veces, excesiva longevidad
siempre he sido un idiota un crío llenos de palabras,.
un olor putrefacto que se intuye tan levemente que te acostumbras a él,
como ese alimento podrido en la nevera
cuyo hedor lo impregna todo pero no consigues
identificar de dónde procede
corazón y alma, yacían ya en el cenicero después
de haber reposado entre mis dedos como un cigarro
la huida en círculo que te devuelve al lugar del que pretendías alejarte
desprenderse de carne y pellejo
del mismo modo en que lo haría de un traje de chaqueta y corbata,
mi evasión me hacía ser aún más humano,
desgraciadamente humano.

viernes, julio 21, 2017

La noche se hizo para estar despierta. Me lo dice mi cuerpo al caer la noche. Me entra la ansiedad, el cosquilleo, el placer, la frescura. Todo por mis venas, viajando por mi torrente sanguíneo. Mi cuerpo me dice: despierta. Despierta a la noche que esta sobre ti. Despierta a tus sueños, despierta a tu cama, despierta a tus manos, a tu boca, a tu piel. Vuélvete el viento. Recorre las casas, los ojos dormidos, las mentes volátiles, los pies descalzos. Contempla a los amantes, a los que aman despiertos, a los que aman dormidos, a los que aman desnudos. A los que acarician con la piel, y a los que acarician con el alma. Robales un beso, robales la vida. Mójate, me dice la noche. Mójate los labios y mójate la boca. La noche invita a mi cuerpo a permanecer despierta. Mi cuerpo acepta.

jueves, julio 20, 2017

De mi centro brotaron dos lunas idénticas,
ellas retrocedieron lentamente a espaldas del espejo:
Se colgaron menguantes en el cenit de mis sueños.
Di un salto y avancé hacia la eternidad sin fondo,
incomprensible:
Somos modelo a escala de tirantes estrellas lejanas.
Es todo lo que podemos hacer,
dar cortos y agraciados saltitos
equilibrarnos en la cuerda floja de nuestro inconsciente;
es sólo eso,
el resto es historia conocida:
Tomar el mismo barco y mirar desde lejos
a los extraños habitantes de la isla,
que alimentados por la pálida luz de nuestras lunas
Nos hacen torpes señas
como si jamás hubiésemos existido.
cinco chicas repletas de silencios, cinco chicas gesticulares, a quien nadie parece comprender. Ni sus padres, ni el psicólogo, ni el cura, ni los vecinos, ni sus contemporáneos, ni el espectador mismo. Ellas solo tienen su cuerpo y belleza como únicos moderadores. Y esa justamente fue su condena.
The Lisbon girls. Thirteen, Cecilia. Fourteen, Lux. Fiveteen, Bonnie. Sisteen, Mary. Seventeen, Therese. Como dije alguna vez casi un poema si lo repites lentamente

martes, julio 18, 2017

Abrazo la oscuridad. Rio y lloro, quisiera gritar pero no lo hago. Prefiero el intenso silencio de la sabiduría. Cierro los ojos, recibo el prodigio, el impensable paradigma: Noches interminables en espera de este segundo, de este rostro entre todos los rostros. Brota de mi la atolondrada felicidad, el ábside de luz rutilante que brilla en todas direcciones a partir de un punto en mi mente. Un gemido, la sensación absoluta de encontrarme suspendida en mis fantasias. Pero es real, indudablemente real, la canción del viento en las palmas abiertas de mis manos, la imagen flotando en mis párpados apretados contra el brillo de mi mente. Frenético, el odio y el amor, la conciencia tremenda y mineral, que la interminable busqueda me ha traído aqui, a esta grieta perfecta y meticulosa en medio de mi castillo de la memoria. Rio, el pecho se llena de este aire que tiene el sabor del agua y del pasado, de mi pasado. Ah, sí, tan vivo, tan desesperado vivo. La tristeza y la felicidad, un espiral obsceno y casi inabarcable, partiendo de mi, de este ultimo lugar en penumbras dentro de mi alma.

lunes, julio 17, 2017

La belleza esta tan lejos lo único que es un poco parecido es la poesía por ello supongo en lo único que vale la pena tener en este universo en esta vida en la misma eternidad que posiblemente no exista indispensable de vida y que les enseñemos dejándose enseñar si es que no saben practicarla
No soy nadie para ayudar, ni nadie que de consejos, soy apoyo y confidente... pero mas allá de eso, mi papel en este cuento es el del monstruo que al final nada vale, y morirá en soledad
Voy a construir una guarida, una fuerte, en donde todo el que quiera podrá entrar.Hablo de la luna y de las veces que estuve allí... En las noches...
Voy a construir un muro, donde colgar mis pensamientos, amaré cada imagen, siempre, sobre todo cuando no esté más...
Y volveré algún día a cada lunar, a cada cicatriz que dolió. Y derribaré cada "nube sucia" que llueva sobre mi, los rayos serán la luz que ilumine mis pasos oscuros... no..hoy no, hoy no me detendrán..
Mientras vivo, ¿vivo?
¿O se limita todo
al simulacro, a su disyuntiva?
¿Vivo o me conformo sólo
con lo que se tercia? ¿Vivo
o no vivo (aunque lo parezca)?
¿Es la inercia
lo que pienso que vivo?
¿Es mi vida sólo esto?
Oculto detrás de sombras
engañando diásporas de luz
el suicidio poético siempre ha sido una opción,
aunque le temo a la muerte,
a la soledad de los fallecidos
es la suerte del perdedor esta vergüenza de ser feliz
estar en lo más alto a no estar en ningún sito
contando con los cuervos cadáveres en silencio,
humo que exhalas y pasa sin ser nombrado
ya he caído aunque este de pie,
soy la imagen renacentista del dolor
el fin del mundo será en la oscuridad
en medio de las hogueras y el baile de los diablos
vivimos una época muy traidora.

domingo, julio 16, 2017

No era Troya,
ni la batalla de Isso,
era la gran Tenochticlan
yo estuve ahí,
no era Alexandro domando persas,
ni Aquiles ganándose la inmortalidad,
tampoco fui un protector como Héctor
pero estaba vivo sentía el calor de la hermandad,
el valor de los campeones
junto al cero y la sangre que se derramo,
los días del sitió de la ciudad,
comí y bebí de ambos frentes
la sangre de Cristo,
la de Quetzalcoalt
formando con la carne de los mortales
un dragón católico
emplumado lleno mesianismo y fin de mundo
que abrazo a una mujer morena
llamándole madre
del nuevo pueblo que consumió
superstición y mitología,
exhumando un pequeño paraíso
donde los héroes no fueron
ni guerreros o caballeros,
fueron los fantasmas
que el tiempo cultivo
en la tierra prometida…
Es como si tu también te hubieras muerto es como cuando todos se van muriendo y siempre se muere un poco mas de mi y lo peor es que no me muero del todo
Hoy en la obscura tristeza
exploro mi interior recordando
todo el frio que sentí sin ti
se convirtió en la mordida helada de la muerte
ficción de mis ayeres ante el inevitable futuro sin tu presencia
duele como si quisiera que el dolor me despertara de la muerte
no siento las ganas de vivir
pero me levanto aquí
sin paz ni deseo escondido saboreando la nostalgia
como si fuesen caramelos servidos en la mesa,
deambular en la noche es un invierno sin salida
como un susurro apagado digo adiós
y me devuelves la sonrisa
cada que te pienso
comprobando que siempre amanece…

jueves, julio 13, 2017

Las aves del destino
Si aún me queda algo de magia te protegeré
usare los ritos más viejos y los círculos
ante las estrellas y las luces eternas
pediré al viento
hable con los ancestros
y acudirán la gente joven
llorare en una plegaria
entregare los restos de mis artes
para que siempre a tus espaldas guardianes te cuiden en silencio
no importa sea el momento de mi hora
los vacios serán pequeños
no daré tregua
aquí está el resto de mi magia
estrella eterna llévate este don terrible
y conviértelo en escudos irrompibles
decorados con ruiseñores despertando al sol.
Cicatrices
Inicia en mi cabeza
una leyenda escrita en arameo
un tatuaje narrando una épica historia de caballero
tiempos de cruces y lunas
en la segunda cruzada
de espadas y lanzas rotas
de damas plañideras y hombres esperanzados
termina en la punta de mis pies,
marca también en la frente dibujos
cien mil palabras escritas desde mi cejas,
manos, abdomen, ingle, rodillas, hasta llegar a la punta de los pies
nunca se ven
amenos se observen con detenimiento,
y en épocas de luna nueva
brillan las cicatrices en un furioso brillo
presuntuoso y discreto,
pero para el que sabe observar ahí están,
contando una vida, un pasado
que no se cansa de pensar en su futuro,
es tan fácil mirar mis marcas
excepto claro las que cubre la ropa,
con más historias sobre ellas.
Y en vez de flores hoy tus besos
endulzarán el té de mi almuerzo
y no me voy a ocupar
de si dirán la verdad.
Dame más
dame más.
Y quizá el día de mi entierro
cubre con ellos mi pecho
y así podré descansar
por toda la Eternidad.

martes, julio 11, 2017

Melusina atrapada en la seda que hila la araña oscura
de mi corazón
hada de cristal
con tus tres muñecas de porcelana antigua en el regazo,
libélula feroz y serpiente cobra verde.
Melusina en Lusignan
las aves extrañas,
las bestias feroces,
los peces alados
y los que viven en lo más profundo de los mares,
los demonios y los arcángeles,
los árboles de mayo.
Melusina
princesa de los siete cántaros llenos de polvo de oro
y bayas de rubí
voz de las mandrágoras,
princesa coronada de rosas rojas,
hechicera Morgana con su espejo negro
donde gotea lento el mercurio.
Luz de la vía láctea
sol rojo sangre
en tu cabellera desatada al viento.
Melusina
hermana recobrada
ven,
dame la mano
vamos a construir el sueño de los castillos.
Retomando a las brujas -unas palabras finales-...
Con las brujas reducidas a cenizas, también muere con ellas una parte importante del imaginario de una época, donde la magia, tanto la culta como la ceremonial, debido a que se apoyaban ambas en lo analógico, conducían al hombre a un mejor conocimiento de la naturaleza humana y el mundo. La cultura siempre cobra sus respectivas víctimas, y las brujas pagaron la cuota del esplendor del hombre del Renacimiento que no buscaba sino la grandeza espiritual e intelectual sin saber que para ello tendría que sacrificar la parte de su razón ajena a la uomo universalestudia humanitatis,y que por ello fue considerada como la faceta animal y maldita.
La represión produce inevitablemente un discurso, como nos enseña Foucault. Un discurso memorialista omnipresente, inclusive excesivamente público que genera olvido. En ese punto es cuando el foco intenso en la memoria del pasado puede bloquear nuestra imaginación del futuro y crear una nueva ceguera sobre el presente. Por ello estamos obligados a pensar y repensar lo heredado, a pensar la historia a contrapelo, fijando la atención en aquello que aparece tímido y silencioso, en las rupturas que pueden conducir por inéditos derroteros que acerquen, que franqueen la entrada a la verdad entre los aparentes residuos y desperdicios, no para que sean solo reciclados, sino para hacerlos personajes patentes que no serán los nuevos protagonistas de la historia, sino que en el uso no unívoco que se les dé, vendrá el devenir del sentido en otra cosa.
Considerar tan poético el insomnio es todo un síntoma. El insomnio tiene que ver con la vigilia, frente a los vagarosos sueños, y eso está muy bien; pero que no apostemos por el despertar fresco y descansado nos indica que todavía relacionamos lo literario con lo patológico, lo nervioso, lo oscuro y lo pesado. Hay que romper, si no ya con el insomnio, sí con su torpe prestigio. El Insomnio esta sobrevalorado, envido a los que pueden dormir...
Este síndrome de héroe que infecta el cuerpo
por momentos sirve para
ablandar a la criatura que habita en el corazón,
ella es al mismo tiempo víctima y monstruo,
alteridad diferencial penalizada en la humanidad
con la marginación de una soledad sin significado,
aislado y acorralado,
invente una vida artificial majestuosa
como si fuera la figura de un rebelde demonio cautivador,
ocultando la cara del monstruo caótico
contrastado en la sociedad,
estoy deshumanizado de nacimiento
con un drama de incomunicación
es injusta esta incomprensión,
la marginación y el ensañamiento
sin motivo que se van repitiendo en la espiral
monstruo considerado por la forma y físico
atormentado por la maldición
condenado a vivir por las consecuencias de la monstruosidad
una vida sin tolerancia, comprensión
y llena de tratos cobardes y frialdad de amor…

lunes, julio 10, 2017

En noches, como esta, cuando cae la lluvia sin parar, me acuerdo de esta canción, que marca pautas y llagas, porque también recuerdo, la ausencia,la soledad, la calle vacía y los rostros, que ya no están, porque también soy un fantasmas, y llueve en soledad...
Estás aquí, estáis aquí
Ahora mismo estáis aquí
No puedo veros pero sé que estáis aquí
Estáis aquí, estáis aquí
En La ciudad y en Berlín,
en el Dolores, en Barcelona
o en Madrid,
a la vuelta de mi habitación,
cerca viajando en metro,
a la mitad de mis pensamientos,
Estáis callados pero sé que estáis aquí

Desnudo me voy a lanzar
Siempre río abajo hasta que llegue al mar
Y que la o o o ola esencial
Y el ve ve ve ve vendaval
Me lleven donde estáis
Aprender a decir adiós sin palabras
pensar que mi amor fue atisbo
un radiante fulgor en la noche mas oscura
nunca pretendí ser el consejero o la razón
se que nunca seré guardián o sueño deseado,
ni la noche que cubre del frio los sueños,
tantas horas
que se vivieron un segundo
sin una nueva primera vez,
centenares de lágrimas cantan
para aprender a decir Adiós,
clara y lucida visión de la esperanza en el mundo
cual costas de Grecia dónde termina el orbe,
palpo con las manos el fin del mundo
no mas palabras…
ni una sola voz
robándose el silencio
eternamente callados
por la inconsistencia de no existir
tan suficientemente útil para pintar horizontes
solo despedidas
prolongándose en el matiz violeta del alba en mi
hora azul.
Hay que predicar sobre el fin
de los cuerpos que nos lideran
que dejaron a su alma
apoderarse de vanas glorias
solo para poseer estados.
Todos esos mortales
esperarán al pie de la hoguera
gimiendo con impotencia
la pérdida de los placeres terrenales.
Llorarán, sobre sus tumbas
con la danza de la muerte
el fuego los consumirá
y sus ropas se harán cenizas.

domingo, julio 09, 2017

En la edad media el nombre tiene mucha importancia, uno es su nombre, un caballero es su nombre, tanto así que una de las aventuras de Sir Gawaine es ir recuperar su nombre robado, se sabe que todo vale por el peso del nombre y significa eso, siempre será mi alegato a favor de las etimologias, además hoy encontré este poema sobre la importancia del nombre.
Lo que soy después de todo
¿Qué soy, después de todo, más que un
niño complacido con el sonido
de mi propio nombre? Lo repito una y otra
vez,
Me aparto para oírlo y jamás me canso de
escucharlo.
También para ti tu nombre:
¿Pensaste que en tu nombre no había otra
cosa que más de dos o tres inflexiones?
Walt Whitman
Miedo al fuego ardiente, miedo a la ceniza
a ser polvo de raíz vieja
seré un trozo más de un árbol
quemándose en la angustia de los cantos
de las aves muriendo
escucha los lamentos sus trágicas quejas
la ciudad está podrida…

Desesperadamente alegres
gritos de gentes que se quiebran constantemente
aire vació, casa vacías, bosques vacíos, cabezas vacías
desesperadamente alegres
Un poco mas de mi como
un fino polvillo de raíces
trituradas de algún árbol muy joven madera
desperdiciada en el fuego de la cólera
no sabrás nunca de qué forma
grité tu nombre en todos los días
que estuve yo y yo
Desesperadamente alegres
gritos de gentes que se quiebran constantemente
aire vació, casa vacías, bosques vacíos, cabezas vacías
desesperadamente alegres
...per essenhar lors aymadors per qual maniera devon amar. Et ab aquel entendemen. E de qual amor. E per refrenar los fols aymadors. Et per ostar lors avols amors e lors avols deziriers els dezonetz movemens. Quar degun temps lunhs bos trobadors que sia estatz lials amayres. No
sentendec. En avol amor. Ni en dezonest dezerier. E car aquestas Leys damors son fachas per doas cauzas especialmen. Entre las autras. La una per essenhar los noels dictadors per qual maniera sapian dictar en Romans. E la segonda per refrenar los fols aymadors e per ostar et esquivar lors dezonestz e no legutz deziriers
Tras la ruina del estado visigodo, los israelitas irrumpieron nuevamente en España de la mano de los musulmanes; comenzó entonces la época dorada de judíos españoles… se instalaron por doquier y prosperaron por todas partes. Encontraron un ambiente de tolerancia, característica de los árabes en sus conquistas.
Con esos cielos desgarrados en los labios
mueren muchos pensando en un día
que acabó sobre mesas verdes
y platos fríos
de jamón rosado
con un suspiro.

Pero su amor se ha perdido
como el viento que envuelve
los pies de árboles podridos
en el blanco de la nieve del Norte.
Su amor se ha perdido
en bosques sombríos
que envejecen entre sollozos de corzos extraviados
de nube en nube.
Thomas Bernhard. IN HORA MORTIS BAJO EL HIERRO DE LA LUNA. DVD ediciones, 2000.
Esas personas que ven todo tan naif que nada se toman en serio a veces me dan envidia pero siempre me dan flojera, no se puede confiar en ellos porque son los primeros que dicen estar allí y siempre son los primeros en darte la espalda
Silencio
Así como del fondo de la música
Brota una nota
Que mientras vibra crece y se adelgaza
Hasta que en otra música enmudece,
Brota del fondo del silencio
Otro silencio, aguda torre, espada,
Y sube y crece y nos suspende
Y mientras sube caen
Recuerdos, esperanzas,
Las pequeñas mentiras y las grandes,
Y queremos gritar y en la garganta
Se desvanece el grito:
Desembocamos al silencio
En donde los silencios enmudecen.
cuando no importa mas lo que tienes que decir y lo que sientes, es mejor a sincerarse con uno y asumir que jamas importo eso, y que nunca importara, nadie escucha a los locos, nadie les quiere cerca...por eso el auto encierro emocional, que nuca trasgrede

sábado, julio 08, 2017

La gente no quiere saber por qué pasó nada, sólo qué pasó y que el mundo está lleno de imprudencias, peligros, amenazas y mala suerte que a nosotros nos rozan y en cambio alcanzan y matan a nuestros semejantes. Se convive sin problemas con mil misterios irresueltos que nos ocupan diez minutos por la mañana y a continuación se olvidan sin dejarnos escozor ni rastro. Precisamos no ahondar en nada, que se nos desvíe la atención de una cosa a otra y que se nos renueven las desgracias ajenas, como si después de cada una pensáramos: 'Ya, qué espanto, ¿de qué horrores nos hemos librado?' A diario necesitamos sentirnos, por contraste, supervivientes inmortales

  En nuestra verdadera y dichosa esencia de mente sabemos que todo está bien para siempre y para siempre y para siempre… escucha el silencio dentro de la ilusión del mundo, y recordarás la lección que olvidaste. Todo es una sola vasta cosa despierta. Nunca realmente nacimos, nunca realmente moriremos. No tiene que ver con una idea imaginaria de un ser personal otros seres, muchos seres en todos lados: ser es sólo una idea, una idea mortal. Aquello que pasa hacia todas las cosas es una sola cosa. Es un sueño que ya acabó.
En los siglos XVII y XVIII se llamaba refresco al alimento moderado o refrigerio que se tomaba para reparar fuerzas o a modo de colación. Había un refresco sencillo compuesto de queso y vino. Era propio de gente del campo. Otro tipo, más refinado, se servía con bebidas frías, dulces y chocolate. El beber frío era obligado y muy del gusto de todos los españoles de la época, muy dados a frecuentar las botillerías. La polémica sobre si era bueno o perjudicial ingerir bebidas heladas se mantuvo durante siglos. Para enfriar las bebidas se traía nieve de las sierras cercanas y se vendía en los mercados -como producto de primera necesidad y a precios populares- durante el período estival. En los Anales de la Plaza de Toros de Sevilla del marqués de Tablantes se dan cumplidas referencias de los refrescos ofrecidos por los maestrantes a los invitados a los festejos taurinos. En 1730 consta que " los diputados gastaron en su balcón 50 libras de dulce a tres reales, tres garrafas de frío a 25 y otras 3 de agua clara a 3 reales". En las cuentas de 1734 se da cuenta del gasto en los siguientes agasajos: 16 arrobas de bizcochos, de diversas calidades, a 29 cuartos la libra, y ocho libras de panales de espumilla del maestro confitero José Gutiérrez. Costó el refresco 1.114 reales, a lo que había que añadir 980 más de 32 garrafas de helados. Los panales- que también aparecen en las cuentas de 1737, 1740 y 1741- eran azucarillos o panes de azúcar. En 1740 el dulce, fino o basto, procedía de determinadas confiterías y de las cocinas de algunas mujeres que lo elaboraban con especial esmero.

miércoles, julio 05, 2017

Como el mundo se rinde ante el gusano, como bajamos la cabeza ante el oscuro temor del día en que el gusano se alzará victorioso en nuestra carne y se erigirá señor de nuestro cuerpo. Pero, aunque por definición seamos ese miedo, la evidencia de nuestra naturaleza debería permitirnos recordar que somos mortal...es, y que ese es el don que nos permite atesorar cada momento como irrepetible y precioso.
Al salir de Vivar, Rodrigo Díaz tuvo la corneja a su diestra, y al entrar en Burgos a su siniestra. A ras de tierra, hoy, el cantar de gesto de asco y miedo, tan diferente al de gesta del Cid, de los transeúntes.
De izquierda a derecha, y siniestra en cualquier caso, la velocidad de una rata, negra, un trazo rápido de tiza en el negativo de la claridad deslumbrante del día, su pizarra.
Casi rozando el pie, un instante. Visto y no visto. Fugaz, no deja de cruzar por la memoria.

domingo, julio 02, 2017

Considerar tan poético el insomnio es todo un síntoma. El insomnio tiene que ver con la vigilia, frente a los vagarosos sueños, y eso está muy bien; pero que no apostemos por el despertar fresco y descansado nos indica que todavía relacionamos lo literario con lo patológico, lo nervioso, lo oscuro y lo pesado. Hay que romper, si no ya con el insomnio, sí con su torpe prestigio. El Insomnio esta sobrevalorado, envido a los que pueden dormir...
Gracias; por hablar conmigo, por sonreír, por escucharme, gracias
por hacerme sentir vivo en en mundo de muertos, gracias por dejarme ser parte
de ellos, gracias por venir desde mas allá del mar de los sargazos y en medio
de las flores que te he llevado, no nos separo la muerte solo nos envió por caminos
diferentes, mi señora de plata.

sábado, julio 01, 2017

Dejando tan solo un cuerpo demacrado, casi inanimado
Estigmatizado con sus propias ideas grabadas sobre su piel
Esperando tan solo que las palabras escritas sobre aquellas paginas
No sean olvidadas, no sean abandonadas
Pues a cambio de ellas su alma vendió
Toda su cordura se perdió
Mi Musa Triste
Vagos preludios. En la noche espléndida
Su voz de perlas una fuente calla,
Cuelgan las brisas sus celestes pifanos
En el follaje. Las cabezas pardas
De los búhos acechan.
Las flores se abren más, como asombradas.
Los cisnes de marfil tienden los cuellos
En las lagunas pálidas.
Selene mira del azul. Las frondas
Tiemblan... y todo! hasta el silencio, calla...

Es que ella pasa con su boca triste
Y el gran misterio de sus ojos de ámbar,
A través de la noche, hacia el olvido,
Como una estrella fugitiva y blanca.
Como una destronada reina exótica
De bellos gestos y palabras raras.
Horizontes violados sus ojeras
Dentro sus ojos–dos estrellas de ámbar–
Se abren cansados y húmedos y tristes
Como llagas de luz que quejaran.
Es un dolor que vive y que no espera,
Es una aurora gris que se levanta
Del gran lecho de sombras de la noche,
Cansada ya, sin esplendor, sin ansias
Y sus canciones son como hadas tristes
Alhajadas de lágrimas...
Delmira Agustini
Si te encontrara con el pensamiento creeme que nunca estaria en tierra,
pero solamente,
te tengo nada,
aunque esto ya no lo quiera,
ya no se si es cariño
ya no se si es amor
para mi solo eres un gusto
una mas de mis ganas que tengo que saciar
un deseo incumplido
un sueño sin terminar
no se si sea amor
cariño o desconsuelo
pero como te extraño.
Y todas las noches es lo mismo de nuevo. El banquete de la noche va a comenzar, somos malditos….patéticos. Las almas parpadeantes. Pero escenificar nuestro dolor es una parte del todo. Y cuando todas las luces se desvanecen, no dejando más que un efímero resplandor. Después, tras muchísimos años, es hora de que nos vayamos.
mis conjuros sonaran como campanas en el velo de las noches
llamando
a los espíritus que cargaran
mi muerte dotada de las mil magias
para
encontrarte en cada momento de mi resurrección

viernes, junio 30, 2017

Se me están acabando las palabras
el mundo enorme las devora
lo siento no puedo crecer más para ocultar el sol
ni puedo arrastrar estrellas a un lago
para formar un espejo de luna que acaricie la piel,
me han superado todos los miedos
las ausencias y los recuerdos
estoy un poco derrotado, adolorido y herido
necesito de la paz que una sonrisa podría darme
de la voz entrañable en un idioma poético,
ventiscas y ángeles caídos como moscas en el suelo
pandemia voraz,
sin salida en los espejos
es ahora el día de la transubstanciación y yo soy la roca inerte
fallida en el laboratorio de Agripa
cuando la juventud se llamaba amor.
Fin,
todo tiene un fin
menos el fuego de tus ojos
que se pierden
profundo en el misterio
de las historias
que no cuenta
el celestial calor del sol

jueves, junio 29, 2017

al final todas las conversaciones son
interrumpidas antes de llegar a ningún lado
la señal se entrecorta y alguien intenta registrar
las pérdidas animalillos que se hunden en el fango
se trata de dar
un sentido hacerse comprender pero cómo
cuando las frases nunca terminan y las hierbas crecen
dentro había cierto temor a
este respecto y hacia las inversiones futuras
a todo lo que pudiera caber bajo la etiqueta de
proyecto
es posible que hubiera estado tan preocupada por
los fragmentos diluidos por la imprevista nieve que
hubiera dejado escapar
intente fijarse unos objetivos precisos recordarse
los beneficios ser eficaz
he entendido algo todo se desvía cuántas botellas
de agua pierdo al día cuántos años necesito
urgentemente tener cerca líquido transparente plástico
algo frío
la curva se suaviza pero se alarga la curva una expresión que
no corresponde a ningún estado de ánimo conocido
prefiero quedarme en uno de esos pasillos laterales
escucho dicen que como reforma eso suena abstracto
a primera vista aunque colorido
en todo caso me mira lo mejor sería continuar con
el tema de su trabajo y su organización
concebirlo desde esta
perspectiva

cuando regresé
la mitad de los peces habían sido devorados por los otros
y me dije
Los abanicos de la muerte

Soñaba que cantaba mientras volvías a mi funeral
con atavíos negros eras un zanate buscado mi alma para devorar,
caminabas tormentas,
aparecías truenos y lluvia helada de tu sonrisa,
caminaban los cortejos,
hacia la fiesta del cementerio mil y un tumbas como mil y un cuentos árabes,
todos los muertos cantando sonrientes
un nuevo inquilino en el terreno agusanado
aun con la herida abierta en el rostro
su fealdad descomunal y su traje de sepulturero
era adecuado
mas que perfecto para habitar donde los esqueletos chillan.


Caminar sobre la colina rumbo al
atardecer, de frente a mundo lleno de sirios encendidos
en el silencio de una plegaria
despavoridos en la gloria de la vida
que juventud preciosa que se quedara perfectamente estatica,
todas las mañanas del mundo
con mi nombre, las letras y la canción
fueron como la nube más negra que puedas encontrar en el cielo,
no se buscaba a un dios, ni razón de ser,
era solo el instrumentó para notar la belleza que es verdad, y encontrar ambas
en los cuencos vacios, en los atavíos de mortajas y lagrimas
de los sepulcros con sus guardianes de piedra,
helados con el tiempo,
tan petrificada la espera que en su rostro
se sabe es tiempo de cortar la hierba a su alrededor.


Su palidez sobrenatural en el rostro,
le trae un aire lúgubre, a veces
la gente le observa y piensa en enfermedad,
hasta que esa sonrisa tonta inunda su rostro,
desaparece para convertirse en locura,
lo mas triste del mundo en un solo rostro,
es un veneno mucho antes de que existieran las serpes en la tierra,
solo quedaron ropas viejas de las pieles de nuestras madres caídas
justo para enternecer a quien cargara con el peso de un caído,
levantaran los papeles sucios en esa casa,
sucios pro cada lagrima y letra formando un cuento
maquillado de un fracasos sensacional,
antes de que sean el polvo de los 500 días de esa morada,
me convierto en el ultimo renglón de todas las catástrofes,
casi como ignorar a la vida que se asoma en la habitación
esperando entre y diga cualquier cosa,
parecida a una muerte ritual con ritmo de campanas en la noche.


Este viento quema las entrañas
sin fatiga mueve el mundo,
con él las cortinas y los silencios
escucharan el murmullo de las personas
que miran las calles llenas de luto
es esta noche el humo sobre la ciudad
lo que acarrea la verdad en lo efímero,
un bello atardecer y una helada tempestad
para perseguir la entrada a otro mundo
mirar sin temor lo que deseamos
porqué existimos en este
sin contemplar que nuestras partes desgatadas
se asoman para enterarnos de todo lo que no somos
dejar de ser… nacidos en la tierra
me paseo entre el desconcierto y el delirio
no necesito una gota de sangre, ni la luna llena
para enloquecer a la brisa fétida de la guadaña
al nacimiento me bautizaron con el símbolo de la muerte más pura
la espuela de poeta en la puerta siempre me espero,
una silueta negra amante ávida de cadáver
para llevarse lo que soy
todas la mañanas un cuerpo lleno del miedo al ver ese rostro
pronosticando descanso.


Todos mueren, yo comience esa tradición,
no suplicare quedarme, cuando se detenga la condición humana,
mi apreciada naturaleza de humano,
no la quiero mas
me canse de sentir frio y estar solo
en un eterno estado como perdido en un bosque
como si, ser humano significara sentir eso,
me cambiare la piel, los ojos y los colmillos ante la luz de la luna
mi naturaleza es de otro modo
veo la urde ancestral el mundo elegante y feroz
ni bueno o malo, lleno de cosas bellas,
de sustancias inenarrables.
ocultas en un truco hasta que llegue el momento de despertarlas
con el último suspiro del cuerpo,
pero es más importante saber que todos merecen la muerte
mi plan intentando evadir la tristeza, era morir de viejo
sin el frio, sin la soledad y sin el miedo…
y me ha sonreído la muerte hechizándome con su regalo,
bella muerte eres una certeza, el remate que todos sabemos llegara,
algunos quedamos ignorados y abandonados
como antinaturales o supernaturales mounstros
sin rostro ni olor
siempre ensangrentados y destrozados alejándonos
del resto de los abrazos y las miradas
¿a qué? precio pagamos las cicatrices,
nos convertimos en el material de las pesadillas
casi una maldición
o la huella de dios, que nos invoca en la muerte.


Me imagino aun autor encontrando una solución
explicando la peste y la noche, sin hallar los motivos
coincidimos en que el amor debería ser lo opuesto a la muerte
debería ser nuestra mayor razón para estar aquí,
la libertad del espíritu la victoria
la verdad envuelta en la bella existencial de la noche como reflejo diurno
en donde pertenezco, en donde encajo
a la mitad de todos los suspiros y lamentaciones etéreas,
derrumbo las murallas para encontrar a mi gente
para enlazarme con mis lealtades
perfecta tribu de solitarios enfermos
es lo que elegí ahora sé que soy y comienzo vivir
perfectamente consciente de la muerte asumo mi soledad,
no soy nada, solo un pequeño ser en la oscuridad
atrapado en el juego del destino
donde solo me quedan rincones como fotografías fugaces,
que pronto se extinguirán en el fuego,
vendrá un delicioso olvido,
para esta noche donde solo quedan restos de un mounstro…
nada importa,
lo siento infinitamente ardiendo dentro de mi explotando en mi carne,
destrozando los huesos es mi alma enardecida por la belleza de la muerte
que es verdad.


¿Eso es la muerte?
almas unidas por el miedo y la soledad
perdidas en la oscuridad,
atrayéndonos con un perfume dulce,
coquetería arrogante en el color de la mortaja,
la muerte puede no sea la invitada mal deseada,
en ocasiones es la corteza del árbol y el sueño más feliz,
era el amor oscuro, deseo enamorarla, robarle un beso,
carajo,
querer su amor en su vientre violento,
soñar con velo blanco,
sobre la máscara de luto y las monedas de plata,
ofrecerle la miel y el pan,
ahora soy yo quien comienza a preguntarse ¿quién?
vive en el cementerio si todos mueren por dentro
el mundo es una gran tumba,
cada cuerpo es una maceta donde nacerán las flores agusanadas,
sentirán la vida fluyendo en su fin
mientras somos el ultimo soplo del viento
de los abanicos de la muerte.
De algo servirá, algo podría ser útil,
que se yo tal vez una sonrisa tal vez un suspiro, no lo se
no espero tampoco sientas igual…
pero jamás mis palabras están vacías al contrario las lleno de verdad
si te sientes sola, piensa que del otro lado del mundo
un monstruo, algo tonto y loco te quiere
y gustaría de acompañarte hasta el infierno si es necesario,
si crees nadie te quiere, recuérdame queriendo alcanzarte
en la necesidad de un afecto sincero,
estas letras mudas no alcanzan a describir el cariño,
ámame a mi aunque que no soy la mejor opción
sin dinero, o talento, ni siquiera guapo,
pero es real el sentimiento y es tan sincero
aunque nunca te merezca….
cuando estés mal y hundida
recuerda que yo a ti te busco
aunque de nada sirva aunque no sientas lo mismo
tal vez una sonrisa, un suspiro o recordarte la esperanza
pueda nacer si te acuerdas de que existe en el mundo alguien que si te ve…

miércoles, junio 28, 2017

Llegaste y puedo dormir,
Tengo hambre y sonrió como jamás en la vida he sonreído
Los muertos dejaron de pasear en mi patio
Y sus murmullos desaparecen ante el sonido de tu risa
Hasta los grillos cantan canciones hermosas y ya no temo
Digan mi nombré…
Es tuyo y de nadie mas
No se en que consiste tal vez y lo más seguro es que me equivoqué en el pensar de esto, pero me cuestionó el porque la vida se dispone en ponerme lejos, de todo lo hermoso, será aprender una lección pero cual puta lección ya que os den
Las plumas de sus alas negras caían como pétalos danzando en el viento de otoño. Aquella escena parecía no tener fin. Una tras otra, pareciendo una delicada lluvia oscura que cubría la tenue luz del sol escondiéndose en el horizonte y sus rayos rojizos penetrando los pocos espacios vacíos. Extendí mis brazos y sentí el dulce roce en mi piel descubierta. Tras unos segundos no vi más que una profunda oscuridad, y silencio. La realidad se sumergía en la fantasía ¿Cuál era la línea qué los separaba? No me importó cuál era la causa de este extraño acontecimiento, como si en un sueño estuviese. Quería disfrutar, olvidar los pesares de la vida, sentir tranquilidad, esfumarme en los confines del tiempo y el espacio… Dejar de existir. Sentí que me jalaban de la espalda, cerré y abrí mis ojos esperando despertar, pero no sucedió. En la completa oscuridad, rodeada por dos alas que me abrazaban tiernamente y mi rostro contra un pecho desconocido. No sabía lo que era, pero me sentí segura, como si hubiera encontrado algo que había estado buscando durante toda mi vida.
Cuando el diablo me quiera llevar
acudirá la muerte también,
pelearan por mi alma insufrible,
ven tu y arrebátales lo que quede de mi
son tuyos mi ojos y mis brazos
es tuyo mi corazón
es tuya mi alma
la vida que tengo y mi destino,
y solo vos puede exigir el fin de mis días
el destino de los restos de lo que fui
tengo eso para ti…y cariño infinito también.

lunes, junio 26, 2017

Me gusta oír a los enamorados
demorándose hablándome prolijos
de las muchas bellezas de sus novias,
de las del cuerpo y de las del alma.
Me gusta más aún si las conozco
y yo jamás les vi tales encantos.
Asiento deslumbrado y pido más.
Soy un ciego al que explican los colores.
Pero He visto mis musas, más brillantes que las estrellas
Fumando y solo en un bar
en el centro en la calle donceles
una chica se sienta junto a mí
esta algo borracha
tienen la tele con el volumen al 50
están dando un concierto de Bauhaus
la gente de la barra
está disfrutando mucho
hombres y mujeres entre 25 y 35 años
que cantan:
“went walking through this city's neon lights”
lo están pasando realmente bien
piden más pintas de cerveza Bohemia
meten y sacan cajetillas de marlboro del bolsillo de sus camisas
miro las piernas de la chica que está a mi lado
la falda se le ha subido mucho al sentarse
dos piernas estupendas
las miro y las miro
y la chica se reduce a un par de piernas
pero entonces levanto un poco la vista y veo sus tetas
y la chica…
hey! dice
no está enfadada pero me hace saber con un gesto que es un poco más arriba
hey! digo
me pregunta por lo que hago
le respondo que soy el cantante de una banda de rock en españa
me pide que le cante una canción
pero es en español
no importa
y le canto la de 8 y medio de nacho vegas y entonces le digo que soy Nacho Vegas
los tíos de la barra se ríen fuertemente ahora
con ronquido
les faltan dientes
les sobran kilos
me invitas a una pinta de oscura?
asiente con la cabeza
va a la barra
la veo esperar su turno
vuelve con mi cerveza
me habla de un trabajo
que hace algo en alguna parte
pero no puedo oír nada
es como si alguien estuviera pasando la aspiradora justo ahí
a nuestro lado
la chica se reduce a un par de piernas
me pregunto si me dejará subir a su casa
si me acuesto con ella
tendré que dejar en buen lugar a Nacho Vegas.

sábado, junio 24, 2017

Ás veces as cousas non como queremos, ou calquera cousa son, son o que queremos, agora eu non teño nada, eo que quero, e eu non vou ter, que podo estar errado e deprimido, de súpeto, pero tan ben nesta vida, pero sorrir, porque eu e meu sentimento é certo e honesto.
Non quero que me ame, non me axudar ou eu son ou espero facer o mesmo, eu amo puro e sincero, sen valor e non significa nada ... iso é só a miña sensación, pero a miña forma de homenaxear os meus sentimentos, por suposto, tentar ser o mellor e cando se pode dicir eu te amo, pero non importa, porque a miña cousa é real.
"El caballero, en el antiguo sentido caballeresco, se hallaba indisolublemente consagrado a su orden y era incapaz, fueren cuales fueren las circunstancias, de dejar de ser un caballero. Había cosas que había contraído el compromiso tácito de no hacer ni permitir. Ni él, ni nadie en presencia suya, podía permitirse el ser cobarde, cruel, vil, ingrato, obsceno o desleal. Así, el caballero, aunque siempre respetado, era detestado a menudo. Desde luego, no era el más acomodaticio de los compañeros, y los que no eran caballeros preferían no encontrarlo en su camino."
George Santayana, El último puritano, I, 183. Cit. por José Luis Villacañas en Ramiro de Maeztu y el ideal de la burguesía en España, 2000
Incluso las quejas de los demás tienen su interés. Para ilustrar el hecho de que todos los problemas acaban llegando a él, da con una buena imagen: "¿Qué botón es el que está más usado de los ascensores?". El bajo, contesto. "Pues eso me ocurre a mí, que soy el botón que todo el mundo acaba tocando". Entonces recuerdo una imagen bellísima. En la casa de un mi tipo, viven los padres, ya mayores, de una familia muy numerosa, que conozco algo, y que ha seguido creciendo con muchos nietos. En el ascensor de ese edificio está muy erosionado el botón B, como siempre. Pero también el botón del 6º, que es donde vive esa familia. Es verlo y se pulsa el botón de un verso de Miguel Hernández: "quedando / una mujer y un hombre gastados por los besos".

viernes, junio 23, 2017

Puedes sentir el fuego como agua,
como lluvia que inunda,
como sed que se sacia,
como tormenta ardiente
que espera su calma.
Después de ese fuego que abrasa
la paz de tu mirada
no necesita palabras.
Brotan chispas que encienden mis ansias,
ponen alas al deseo
…se reavivan las llamas
Y el fuego nunca se extingue
…si lo bebes como agua
Blanco tu corazón,
como los hilos largos de tu espera
que tejen y destejen las Hades griegas.
Abejas blancas zumban en el borde de tu razón
y anidan en el espejo blanco de tu abuela.
Sueñas, luego existes;
sin estilizadas metáforas mentales no hay reloj.

Equilíbrate sobre aquella lejanía líquida
que ahoga al viajero,
La ausencia es una masa de agua fría e inabarcable;
Vamos, haz tu acrobacia sobre la línea invisible del horizonte,
aquella frontera abstracta que de los sueños te separa.
¿Quién devoró aquel camino que hacia tu inconsciente te llevaba?
En puntillas avanzas;
A ciegas
A sabiendas que el camino se va haciendo corto,
estrecho;
Y que ha de desembocar precisamente
sobre todas tus distancias.

Y la ayuda llegó
No de la forma en que imaginamos la ayuda
Pero irrumpió en la habitación como un soplo cansado, con apenas impulso, con cansancio y pesadez, con lamentos fallidos, con fe perdida, de esa que encuentras en los corazones rotos.
La agradezco porque la necesitaba.

Hay que predicar sobre el fin
de los cuerpos que nos lideran
que dejaron a su alma
apoderarse de vanas glorias
solo para poseer estados.
Todos esos mortales
esperarán al pie de la hoguera
gimiendo con impotencia
la pérdida de los placeres terrenales.

Llorarán, sobre sus tumbas
con la danza de la muerte
el fuego los consumirá
y sus ropas se harán cenizas.
Fuego.

Siento que cada medio día, buceo en el fuego. Me sumerjo en una tempestad de llamas que me abrasa, que me despelleja por dentro.
Las corrientes de convección me arrastran al fondo del averno. Siento como unas pesadas cadenas de plomo hirviente, me retienen privándome de libertad.

Es el recuerdo que me acecha y me inmoviliza en esa hoguera expiatoria del sufrimiento.

Y el bálsamo de la noche.
Qué diferente del invierno.

La noche, con su refrescante aliento, devuelve la vida a mis calcinados miembros.
Regresan los sentidos a mi cuerpo:
Olfato, para oler la suave fragancia del jazmín; vista, para contemplar en el recuerdo las sutiles curvas de tu lejana topografía; oído, para gozar con tu presencia, con tu razonamiento; y tacto, para no perderme nunca en la oscuridad agarrándome a cada pliegue de tu deseado cuerpo.
Bajo ti, majestad azul y tenebrosa,
sultana coronada
de sombrías estrellas, ataviada

en mar y en recuerdos,
allí se cruzan las olas heladas.
Tu diamante es la luna –
la llave de tu arco –
allí donde tu belleza se retrata, y a su lado,
tu mirada.

Y allí donde se pierde todo norte,
más allá de donde estoy,
todavía reinarás, poderosa,
tu dominio de siglos.

Viste caer, bajo la tela de tu traje,
de las almas más valientes
que han nacido.
Viste pasar por las calles de tu ciudad
insignificante e irresistible,
en ti entrañada y de ti engendrada,
una panoplia de almas marchitas,
un apoteosis de vidas y mirares.

Y allí estarás, donde te veo,
siempre sobre este puente, inalcanzable,
inaudita, inverosímil, insólita, inmuta, impertinente, imperturbable,
y yo, indigno de ser inspirado,
te miro,
respiro,
y te dedico estos versos.
Puedes sentir el fuego como agua,
como lluvia que inunda,
como sed que se sacia,
como tormenta ardiente
que espera su calma.
Después de ese fuego que abrasa
la paz de tu mirada
no necesita palabras.
Brotan chispas que encienden mis ansias,
ponen alas al deseo
…se reavivan las llamas
Y el fuego nunca se extingue
…si lo bebes como agua
Os invoco Brujas, venid a mi venid al coven...
Fuego.
Siento que cada medio día, buceo en el fuego. Me sumerjo en una tempestad de llamas que me abrasa, que me despelleja por dentro.
Las corrientes de convección me arrastran al fondo del averno. Siento como unas pesadas cadenas de plomo hirviente, me retienen privándome de libertad.
Es el recuerdo que me acecha y me inmoviliza en esa hoguera expiatoria del sufrimiento.
Y el bálsamo de la noche.
Qué diferente del invierno.
La noche, con su refrescante aliento, devuelve la vida a mis calcinados miembros.
Regresan los sentidos a mi cuerpo:
Olfato, para oler la suave fragancia del jazmín; vista, para contemplar en el recuerdo las sutiles curvas de tu lejana topografía; oído, para gozar con tu presencia, con tu razonamiento; y tacto, para no perderme nunca en la oscuridad agarrándome a cada pliegue de tu deseado cuerpo.

sábado, junio 17, 2017

Soy quien
Soy un ser marginado,
diferente solitario,
una criatura de dos mundos,
y en ninguno aceptado
Impregnado de esta soledad y melancolía
propia de los outsiders.
el cronófago, que avanza proyectando las garras de sus hórridas patas de modo que marca los segundos y devora el tiempo al abrir y cerrar la boca que luce temibles colmillos que más que devora el tiempo pareciera dispuesto a devorar la humanidad. Esta terrible criatura abre y cierra los ojos de una manera que hipnotiza a los espectadores. Los movimientos de esta langosta generan destellos de luces azules que viajan por la esfera hasta detenerse en la hora exacta.
Vengo cantando a la muerte
serenata pidiendo un beso de verdad
para que la noche no me sea lenta y sea un tornado mágico y fugaz
te espero sentado en mi tumba
frente a las flores de mi funeral
mi niña triste ahijada de dios
para encontrarnos siempre a perpetuidad…


TE AMO

viernes, junio 16, 2017

Si no fueran nuestros sueños pesadillas.
Y todos los deseos utopías,
Volvería en un acto total de rebeldía.
Y ahora que rodamos por el suelo,
Voy sintiendo que volvemos al comienzo.
y si tú supieras lo que yo daría por tu amor,
con esa cara que me miras medio rara que no dice nada.
Veo en tu mirada algún indicio de arrepentimiento, lo siento.
Leo en tu sonrisa la novela del aburrimiento, lo siento.
Noto en tus palabras que tú ya no bebes los vientos, lo siento.
Aún me acuerdo de la mañana en que pusimos fin a nuestra guerra y me dio un don tan grande: su amor y su anillo. ¡Que Dios me conceda tan larga vida que pueda tener mis manos bajo su manto!
Evidentemente, seguiré siendo considerado una abominación de la naturaleza hasta el día que decida comulgar con la idea de tener hijos y que mi esencia se vea doblegada al hecho de ser un entusiasta de algún equipo de fútbol. Sin embargo, visto y considerando mi poca esencia altruista y mi pulsión hacia la misantropía, y mi capacidad de aburrimiento, la cual se vería subyugada frente al monótono espectáculo de perseguir un balón, hasta ese entonces seguiré siendo un desterrado del título de Homo sapiens. Celebro ese destino!
Vengo cantando a la muerte
serenata pidiendo un beso de verdad
para que la noche no me sea lenta y sea un tornado mágico y fugaz
te espero sentado en mi tumba
frente a las flores de mi funeral
mi niña triste ahijada de dios
para encontrarnos siempre a perpetuidad…
En la mesa estaban servidas las viandas; pan con miel, leche y vino, quesos y jamnones, carne de jabalí, y de venado, frutas y semillas, aves servidas en salsas, también tantos tarros con cerveza estaban listos, que no se podían contar, la fiesta de el fuego nuevo estaba iniciando, las brujas y los brujos bailaban, cantaban e invocaban a la vieja Diosa, y el banquete estaba servido a los muertos y a los vivos por igual, se podía oler en toda la comarca. Era esta la noche en que la oscuridad amenaza con ser eterna, el regreso de Sol invicto era esperado con la fogata de fuego que habría de iluminar nuestro año.
Miro a través de la ventana el cielo gris
y en mi mente tan sólo recuerdos en blanco y negro.
Siempre la misma gente indiferente,
salgo a la calle cegado con los ojos llorosos.
Entro en el bar pido una cerveza intento olvidar,
te veo en un rincón llorando no vas a marchar.
No por eso no quiero que tu te vayas de aquí.
No por eso no quiero que tu te vayas de aquí.
Cuando el hombre comenzó a ser hombre, cuando despertó en la vida y dejo de ser la nada, estaba allí a su lado La Muerte, como un enigma indescifrable. Ningún otro ser siente esa incertidumbre, nadie mas despertó en su conciencia la mortalidad, ni sufre ni agoniza la vida, como el hombre, nadie Tiene la experiencia de muerte con tanta intensidad.
Cuando la muerte dejo de ser un misterio y se convirtió en un problema, dejamos de pensarla y reflexionar sobre la esencia de la muerte, poco a poco, la muerte se convirtió en un espectáculo y un común, espectáculo visual para el entretenimiento del mas ocioso y morboso espectador.
Pero la muerte está aquí pesa como una Cruz de Hierro, que nos recuerda lo que somos, tal vez, sea necesario volver a pensar la esencia de la muerte, pues en cierta medida quien piensa en la muerte piensa en la vida y el que ignora la muerte ignora la vida, así como diría Octavio Paz; “como no amar a la muerte si amo la vida”.

jueves, junio 15, 2017

Cuando la noche llega, algunos dicen que nunca
ocurre nada especial.
Pero afuera, en la calle, la ciudad duerme
bajo un silencioso manto de estrellas,
el rostro pálido de la luna nos muestra
una extraña mueca dolorosa,
mientras se escuchan los aullidos de los lobos;
la niebla fría y fantasmagórica
nos dibuja una extraña silueta
que surge entre las sombras;
desde la acera un gato negro nos mira fijamente
bajo la luz amarillenta de una farola.

Y dicen que nunca pasa nada.
Todo esto a mí me parece extraordinario.

martes, junio 13, 2017

¿Quién me engaña en la noche, y
aúllapidiéndome que salga, que salga a la calle y camine,y corra, y
atraviese las calles como perro rabiosolas calles desiertas en que
es siempre de noche,buscando locamente el baccarrá en la noche?
Hoy que la enfermedad se apodera de mi, cuando mas yace voluntariosa sobre mi corazón y me agota... pienso en el mas grande Heroe que ha existido; Alejandro Magno... Hoy hace siglos Moriría convirtiendose en ese puente que une lo divino y lo humano.
Alejandro Magno, construyó en sólo 13 años uno de los mayores imperios de la humanidad: conquistó el imperio Persa y se hizo con un dominio que se extendía por la Hélade, Egipto, Anatolia, Oriente Próximo y Asia Central, llegando a conquistar parte de la India. Era el hombre más poderoso de la tierra, pero en el año 323 a.C, cuando le faltaba poco más de un mes para cumplir 33 años, murió víctima de una extraña enfermedad y en unas circunstancias muy oscuras, que delicia pensar en que podría morir como Alejandro que delicia...
No posc sofrir c'a la dolor
De la den la lenga no vir
E.l cor ab la novela flor,
Lancan vei los ramels florir
E.lh chan son pel boschatge
Dels auzeletz enamoratz,
E si tot m'estauc apensatz
Ni pres per malauratge,
Can vei chans e vergers e pratz,
Eu renovel e m'assolatz.

Qu'eu no m'esfortz d'altre labor
Mas de chantar e d'esjauzir!
C'una noch somnav'en pascor
Tal somnhe que.m fetz esbaudir
D'un esparver ramatge
Que m'era sus el ponh pauzatz
E si.m semblav'adomesgatz,
Anc no vi tan salvatge,
Mas pois fo maners e privatz
E de bos getz apreizonatz.
Lo somnhe comtei mo senhor,
C'a son amic lo deu om dir,
E narret lo.m tot en amor
E dis me que no.m pot falhir
Que d'oltra mo paratge
No m'aia tal ami'en patz,
Can m'en serai pro trebalhatz,
C'anc om de mo linhatge
Ni d'oltra ma valor assatz
Non amet tal ni.n fon amatz.
Era n'ai vergonh'e paor
E.m n'esvelh e.n planh e.n sospir
E.l somnhe tenh a gran folor
E no cut posch'endevenir!
Pero d'un fat coratge
No pot partir us rics pensatz
Orgolhos e desmezuratz
C'apres nostre passatge
Sai que.l somnhes sera vertatz
Aissi drech com me fo narratz.
E pois auziretz chantador
E chansos anar e venir
Qu'era, can re no sai m'assor,
Me volh un pauc plus enardir
D'enviar mo messatge
Que.ns porte nostras amistatz.
Que sai n'es facha la meitatz,
Mas de leis no n'ai gatge
E ja no cut si'achabatz
Nuls afars, tro qu'es comensatz.
Qu'eu ai vist acomensar tor
D'una sola peir'al bastir
E cada pauc levar alsor
Tan josca c'om la poc garnir.
Per qu'eu tenh vassalatge
D'aitan, si m'o aconselhatz,
E.l vers, pos er ben assonatz,
Trametrai el viatge,
Si trop qui lai lo.m guit viatz
Ab que.s deport e.s do solatz.
E s'eu ja vas emperador
Ni vas rei vauc, si.m vol grazir
Tot aissi com al seu trachor
Que no.l sap ni no.l pot gandir
Ni mantener, ostatge
Me lonh en us estranhs renhatz
Cais si serai justiziatz
E fis de gran damnatge,
Si.l seus gens cors blancs e prezatz
M'es estranhs ni m'estai iratz.
E vos entendetz e veiatz
Que sabetz mo lengatge,
S'anc fis motz cobertz ni serratz,
S'era no.ls fatz ben esclairatz.
E sui m'en per so esforsatz
Qu'entendatz cals chansos eu fatz.
Si se habla de las viudas del golf, ¿puedo hablar yo de las viudas místicas? Esto es, de las chicas o de las señoras que van a misa sin sus maridos que, con todo su derecho, tendrán sus creencias u otras cosas que hacer. Yo, como voy mucho a misa y me distraigo bastante, tengo a algunas localizadas y, aunque sé que es imposible, cómo me gustaría decirle a sus maridos que nunca están más guapas que allí, radiantes, bajo la luz del mundo, rezando. Por ellos, precisamente, entre otras cosas, supongo.
Este es la última carta que te escribo,
reapareceré cualquiera de estos domingos en la esfera gastada de tus sueños.
No olvides que mis palabras son sombras que cruzan los espejos de tu infancia;
Antiguas mañanas se hacen sólidas en los sueños que surgen de sus letras.
Esta es la última carta que te escribo,
Desde el silencio, que es mi patria la envío,
La remito a tus ojos que sólo anhelan jardines de oriente.
Con el alma fervorosa he intentado escribir la líquida luz de tus faroles.
Recuerda que el amor es lento en regresar
pero siempre retorna, como el viejo y cansado Ulises
a su Itaca inmortal.
Esta es la última carta que te escribo,
¿Cuántas palabras, cuántos relojes, cuántos hombres y mujeres entre tú y yo?
Me despido desde mi áspera orilla
a través de signos que brotan de mi corazón
y caen y se desvanecen entre estas líneas.

lunes, junio 12, 2017

Los libros me observan. Y yo a ellos. De estante en estante siento su reojo, su llamada. Las "Sonatas" de Valle-Inclán, y la prosa de Cernuda. Esas memorias de Cansinos Assens ("La novela de un literato"), tan querido por Borges, y esa edición de los "Cantos pisanos" del gran Pound, que compré en México D.F. hace ya media vida. Y desde una portada no me quita la vista de encima Eliot, y poco después me detengo en todos esos nutridos tomos de Pizarnick, o en aquella biografía de Baroja -la espléndida de Sebastián Juan Arbó que compré por cinco duros a un gitano. Y Dumas, Delibes, Paz, Montaigne, Bloy, Montale... ¡Tantos libros! Mi vida en su compañía. Su compañía: mi vida. Me reconozco un biblioenamorado que se sienta ante sus libros y respira de nuevo con alivio, feliz.
De capa y espada, armas y letras,
gentil y canalla, gallardo y calavera.
No hay cielo lo bastante alto ni tierra pequeña.
No hay océanos de tiempo
que no surque mi propia bandera.
De Lope, el amor, la rabia de Quevedo,
Espronceda, los Machado, Rocinante y Platero,
vivan las Cortes de Cádiz y el Himno de Riego.
Yo, como Unamuno, contra esto y aquello.
Elegí la disidencia, el motor de mi existencia,
elemento discordante, la voz de tu conciencia.
Escribo a quemarropa en legítima defensa,
no comparto opiniones, dicto sentencias.

domingo, junio 11, 2017

La gente dijo que aquellos tipos con la «señal» eran siniestros; y
la verdad, lo eran. Los hombres con valor y carácter siempre les han resultado siniestros a la gente. Que anduviera suelta una raza de hombres audaces e inquietantes resultaba incomodísimo; y les pusieron un sobrenombre y se inventaron una leyenda para vengarse de ellos y justificar un poco todo el miedo que les tenían.
Demian

sábado, junio 10, 2017

Hoy salí a buscar la Muerte, quise enamorarla,
robarle unbeso carajo, quise su amor en su vientre violento, y soñar
con velo blanco, sobrela máscara de luto y las monedas de plata,
tria la miel y el pan, rosas decastilla y la tierra en mi pantalón,
me rechazo como antes…y tanto dolor que elcielo lloro de tristeza
que limpio las lagrimas en la tierra.
Tres
Manos que se deslizan sobre todo mi cuerpo,
el tuyo sin diferencia en la piel
estas caricias queman por dentro
quizá sea la ropa que cubre el encaje que adorna tus senos,
encaje intrigante vestido de sombras
lo que hace temblar mi pulso perverso
cuando despojo en jirones y fragmentos
ropa ceñida en tu cuerpo,
inquietando este tacto la textura de tus medias que cubren tus piernas,
dan gusto al placer de descubrir los secretos,
queriendo beberte como el vino más perfecto,
entre tus muslos, de entre mis besos
no es lujuria ni sexo, no es amor apasionado,
no importa, ni tiene nombre el deseo,
es una danza un asesinato
se pierde uno y otro formando un silueta
de dos los cuerpos enlazados por piernas y brazos,
es este fin art d'amour,
un paraíso escondido en la habitación.

Obsérvame mientras te exploro,
quiero tus ojos, cazando apoderándose de mi
y descubre en mis labios el peaje
camino donde llevarte
por todas las pausas de tu respiración,
forma correcta para agredir tus muslos,
el vientre tus pechos, tu cuello flexible
gobernado con la excitación de un preámbulo del al lado oscuro de tus infernos.
¿Podre encontrarte más hermosa?
que desnuda yaciendo a mi lado,
solo encontrarte en mí conversando un lenguaje intimo
dónde se cambian versos por gemidos,
aquí descubriéndote,
aprendiendo nombrar cada peca de tu cuerpo
con un verso perverso,
me aprenderé de memoria las marcas, las caricias, los besos
recitare la canción de tus sollozos al caer tu ropa junto a la noche,
en ese instante perpetuo
donde no es, si no tiene que ser,
conmuéveme con tu mirada precisa
juguete inocente en el preámbulo de insinuaciones básicas
sedúceme con tu coqueteo universal terriblemente real,
un sigue silencioso, me basta
cuando ya nada cubre tu cuerpo
esta el manto de mi deseo encarnado en mi cuerpo sobre ti
estas manos comprenden un cuerpo,
se liberan como bestias,
me libero para poseerte con ansias y dulzura
y responderás con alientos y suspiros,
en los momentos que usurpe en tu intimidad,
que me incita a perderme una o mil noches
en el debatir de arrancarte un final drástico casi fatal,
un choque donde moriremos en partes,
a mitad del sexo casi enfermo y cuerpos agotados,
cada uno recibe su sentencia, y paga su deudas con delicia,
¿quien se roba el placer con los juegos?
¿quien seduce con el cuerpo al ingenuo?
a si son las tres maneras en la habitación,
el deseo, el gusto y la pasión,
que ganas que me das de morirme
hoy entre tus piernas y a la mitad de tus pechos…
mis estrellas
sembradas en un puñado de arboles,
tallar la madera y escuchar el viento
en la suerte nupcial de la ofrenda y la desilusión,
fuego que renace de dentro de mi corazón
ilumina la noche purpura
siempre estoy solo…
creyente inmoral y sádico
no doy para mas y caeré,
porque el pez me devora
las alas de mariposa
la tierra me ofrece una venganza si guardo
mis huesos feos dentro del olvidado
hueco que han cavado
para dormir por siempre.
¡Es un hecho! No veré más legiones
de ángeles marchar en espesas falanges,
ni a los astros pasear por lo jardines
de la armonía... Y bien, sea...
Sabré soportar mi desgracia con resignación.
Conde de Lautréamont

viernes, junio 09, 2017

Bendita sea la luz que atraviesa la oscuridad.
Bendita sea la oscuridad que permite la luz.
Bendita la Diosa que crea y nutre toda la Vida.
Bendito el Dios que planta la semilla y la energía, para que se cree la Vida.

Bendito el amor que nos une.
Bendito el amor que nos unió.
Bendito el amor que nos unirá.
Bendita la sexualidad sagrada.
Bendita el encuentro sagrado.
Bendito el encuentro divino.
Bendito lo masculino y lo femenino en mi,
sean unidos en mi madre y padre
hombre y mujer,
Dios y Diosa
sea el amor y la paz

jueves, junio 08, 2017

Voy a matar todos los restos de cordura
que quedan en mi,
alimentare al cadáver,
para que el monstruo siga existiendo...
Bendita enfermedad que me consumes,
no me dejaras llegar
a un final sin honor.
Dicen los viejos que el cazador de las astas
nunca aprendió a llora
por eso embiste a los árboles para descargar
Toda la furia y la rabia que no le deja vivir
Toda la furia y la pena que no me deja olvidar
Me pregunto a menudo si yo mismo me saboteo o simplemente la vida me derrota, cada día estos logros son mínimos saben a nada saben a desesperación y frustración, cada día me desvanezco un poco más me siento acabado y es eso estoy derrotado, no importa que tan bien haga las cosas que tan diestro y habilidoso siempre termino siento el otro el que llega al último el que es cambiado o sustituido, pero siempre llevo la consiga como si estuviera marcado en la piel que soy bueno, que soy especial que soy maravilloso, si fuera así, ya habría ganado alguna vez, ya habría sido yo el coronado con laurel, y no el que ahora fuma mientras el vino le conforta en su derrota...
eramos un alma con dos cabezas complementandonos en el universo, alguien celoso de nosotros nos separo convirtio el alma en dos almas desgraciadas condenadas a una soledad sin significado, incompletas y asustadas... :(
ya soy demasiado viejo para creer en pendejadas de libros, canciones, películas, o simplemente mis sueños bobos, a madurar y comportarme como un señor de mi edad
Hoy salí a buscar la Muerte, quise enamorarla, robarle un
beso carajo, quise su amor en su vientre violento, y soñar con velo blanco, sobre
la máscara de luto y las monedas de plata, tria la miel y el pan, rosas de
castilla y la tierra en mi pantalón, me rechazo como antes…y tanto dolor que el
cielo lloro de tristeza que limpio las lagrimas en la tierra.

miércoles, junio 07, 2017

Si bien es cierto que Un dios salvaje comparte con la película de Buñuel la incapacidad casi sobrenatural de los personajes de escapar de esa situación, el peso del texto de Yasmina Reza, acá no tan adaptado como trasladado a la pantalla a cuatro manos entre Polanski y la propia Reza, termina imponiéndose al violentísimo nonsense de El ángel exterminador. Lo cual no sería un problema si hubiera en la película de Polanski la idea de reinterpretar o apropiarse del material o, al menos, la intención de exponer su origen teatral
Conservar lo que no fue en formol
Eso sí que es droga dura
Y con esta nostalgia con insomnio
Tomo una decisión:
Elijo un No como animal de compañía
Ni en una noche de luna llena
Ni bajo un manto de estrellas
Ni ante un transparente mar azul.
Los recuerdos no suceden así.
El pasado se revela
Con la vista clavada en un cojín
Al fregar un tenedor
O echándose el desodorante.
El pasado aparece de improviso
Lo normal
Así
Sin efectos especiales
Nadie antes de Wagner se había atrevido a concebir duraciones musicales tan largas, que exigieran una atención tan sin descanso: sin duda ese ejemplo confortaba a Proust cuando veía cómo su novela se iba ensanchando y prolongando mucho más allá de lo que él habría podido imaginar al principio, más que ninguna otra novela. Pero en esa extensión no habría ni una sola zona de vaguedad ni de autoindulgencia, ningún elemento que no ocupara un lugar necesario y orgánico en el gran proyecto general, en el fondo tan austero comoTristán e Isolda, Parsifal o El anillo. El Wagner de la madurez o el Beethoven viejo habían exigido una nueva forma de escuchar la música: él, Proust, exigiría un nuevo tipo de lector. Nadie ha pedido tanto, nadie ha dado tanto a cambio.
Huir, una escapada sin final, un azul que se convirtió en negro, ausencias, luces apagadas y mi alma queriendo gritar ¿dónde está el sol cuando no entiendo nada? minutos que se hacen horas, horas que se hacen días, capítulos de una serie que me perdí a mitad. A mitad de un cielo sin estrellas, de una luz apagada, de un millón de noches sin dormir.

martes, junio 06, 2017

poeta Judía Nomi Mey Ami, y se titula: Quererte.

Quererte
Es como emprender un viaje encantado a la luna
Rayos de plata entretejen la red
Y yo estoy dentro.
El jazmín del aire, como entonces,
Y la brisa, tus secretos
Me murmura
Los sonidos, sólo dos,
el tuyo y el mío
dentro de la red

Quererte
La emoción en mi alma
se integra al Universo
Y al viento y al silencio que murmura
Quizás
Un sueño
Jamás terminará
Jamás despertaré
Por siempre el viento
por siempre el sonido
El Jazmín del Aire
Y dos corazones
para siempre
dentro de la red.

lunes, junio 05, 2017

Tres noches junto
a esa princesa Chartreux,
contaría a su oído
pequeños horrores imaginarios,
Como aquellos tiempos en que
éramos devorados por los demonios
en los balcones del invierno,
maullando decías que querías poesía
decías que querías salir por la noche
y me decías tan poco..
Pero hoy es verano
y los halcones han asesinado
a la paloma,
mientras ella cazaba un ruiseñor
un domingo por la tarde.
Quisiera tres noches junto
a mi princesa Chartreux,
contaría a su oído
pequeños horrores imaginarios
como, te extraño
y si hay algo ahí afuera, en la noche,
disculpa… soy yo,
convertido en gato negro buscándote.
Quisiera tres noches junto
a mi princesa Chartreux,
contaría a su oído
pequeños horrores imaginarios…

Quiero inventar un ritual,
donde el amor no se llame amor,
un espacio para apartar la droga llamada nostalgia,
hay que liberar el cuerpo
condenado a vivir en este torrente de sangre
y cantare una oración para ir más allá del ente,
la vida es como debe ser
y yo soy un puente ente ella y el infinito,
llamare en voz baja
al sentimiento mientras susurro su nombre,
acuden los fantasmas besando mi conciencia
me recuerdan que somos 80% llanto,
me miran,
estoy marchando, en la corte de brujas
en el camino de los herejes directo a la hoguera
así me desapego de las enseñanzas,
soy el arte y el fuego
me despojo de la piel, de las lagrimas y los miedos,
mis ojos ya no son ajenos a el resto del universo....

viernes, junio 02, 2017

En este burdel hay mas lanzas firmes que en cualquier tercio español

jueves, junio 01, 2017

Ayer me robé tus dedos los crucé para más suerte
bailé al compás de un cielo que prometía lluvia,
que me negaba el paso a las sombras de siempre
luego, de tarde, vino en negro dolor de la ausencia,
el temor a una profunda tristeza al quebrarse las nubes
y ver salir el ingenuo sol para alumbrarte.

Tomé el camino de costumbre,
anduve las mismas calles, l
os mismos edificios de siempre me saludaron,
aún en tu ausencia
caminé por esas veredas a las que temo,
crucé mañanas, otoños,
pasé cerca del lugar donde vi por vez primera tu manía de ser incomprensible
al fin llegué a tocar el suelo cuando las saludé en la esquina
ellas, las gloriosas atadoras de cables perdidos,
las que hacen que mis pies toquen tierra
y también tomen vuelo de vez en cuando.
Convicciones, más dudas y el horrible pánico
de no saber qué hemos de encontrar
un día, por favor un día,
lluvia, deja que me moje un día en la cordura
de sus manos apresuradas,
de su compás soñoliento, de su animada velada un día, por favor,
lluvia, un día deja que me incruste en la frente la certeza
de que somos algo, de que no vacilamos todo el tiempo
entre sueños ajenos,
de que somos más palpables de lo que pensamos.
Al fin la calle es toda nuestra,
todo un camino recto para ascender al pesado aire que rodea la sala
colores, no recuerdo qué colores, pero los había
ahí sí, crucé los dedos que había robado
y cerré por un instante los ojos fue distinto,
pero fue casi lo mismo.
Nada, palabras que hay que sacar,
silencios, un incontrolable deseo de escapar
del gusto amargo de una soledad ajena
caminamos nuevamente en silencio,
la tarde se pierde en un cielo dividido.
¿Lo recuerdas? Dos cielos
Y las damas vestidas de rojo para mi dolor y con mi dolor insumidas en mi soplo, agazapadas como fetos de escorpiones en el lado más interno de mi nuca, las madres de rojo que me aspiran el único calor que me doy con mi corazón que apenas pudo nunca latir, a mí que siempre tuve que aprender sola cómo se hace para beber y comer y respirar y a mí que nadie me enseñó a llorar y nadie me enseñará ni siquiera las grandes damas adheridas a la entretela de mi respiración con babas rojizas y velos flotantes de sangre, mi sangre, la mía sola, la que yo me procuré y ahora vienen a beber de mí luego de haber matado al rey que flota en el río y mueve los ojos y sonríe pero está muerto y cuando alguien está muerto, muerto está por más que sonría y las grandes, las trágicas damas de rojo han matado al que se va río abajo y yo me quedo como rehén en perpetua posesión.
En Extracción de la piedra de la locura
Imagen: s/d
Haré cabidela y morcilla
con tu sangre
y mis manos las lavaré
con lejia
Con tus ojos muertos
jugaré tiritos
minutos antes
de trozar tus huesos
Y tapar tu amor
con tierra y piedras
azules, verdes, blancas
sin que pase el aire
Para que tus labios
se sequen como charqui
y no hayan más besos que dar
ni comisuras que latan
Voy a echar tus restos
en una bolsa de polietileno
haré un radier y una animita
en el sitio de tu cuerpo
Para que nadie sepa de ti
ni de tus dobleces
voy a esconder tu recuerdo
a cubrirlo de silencio
Silencio pal mundo
y carnaval por dentro
voy a morder mi labios
cuando venga el mal olor

miércoles, mayo 31, 2017

En el inicio de los tiempos
hubo muertos,
siempre caminan de la mano la muerte y la vida
jugando a darse besos,
a esconderse entre las miradas,
desde un principio la muerte enamoro a la vida,
y la vida coqueteaba con la muerte,
siempre hubo muertos...
¿todos los muertos habrán tenido quien les llorase?
alguien quien notara su ausencia
cada vez más en estos días incansables
mientras se sintieran perpetuamente rotos sin ellos,
les habrán puesto una ofrenda y dieron cantos de gloria
¿fueron alguna vez un recuerdo?
pensare para confortar el alma mintiéndome
con un sí es esperanza
pero hay soledades que acompañan hasta el fin
ellos quizá y yo tal vez halle un amparo,
sólo con la lluvia como la de anoche
que dejara bien limpia mis tristezas...