sábado, septiembre 18, 2010

Los de Sable y Guitarra

Los de Sable y Guitarra
Bello poema dedicado a la H. Arma de Caballería por el extinto Gral. Div. DEM Gabriel Ortiz Martínez.

Cuando las yeguas ya no den más potros,
Ni en Paracho se construyan más guitarras;
Cuando ningún talón sepa ya de espuelas
Ni acicates ni pialaderas y rodajas.

Cuando no se levante más el polvo
De la caballería en una carga;
Cuando ya nadie más comprenda nada
De regatones, de cujas y moharras.

Cuando ya se hayan ido para siempre
Los centauros jinetes de mi raza;
Los que por profesión hacían la guerra
Los que por vocación hacían la Patria.

Los que a la luz del sol daban la vida,
Y a la luz de la luna, serenatas;
Los de historias de amores y amoríos,
“Los de sable y guitarra…”

Cuando ya se hayan ido para siempre
Con la gloria anidada en sus laureles
Y el último jinete se haya muerto
Delirando con cargas y trompetas.

Yo sólo sé donde podré encontrarlos,
Con sus cargas, sus potros y sus sables;
Yo sólo sé dónde estarán entonces,
“Los de sable y guitarra…”

Los hallaré en el cielo de la gloria,
En el mundo infinito de las almas,
Porque este mundo les quedó muy chico,
Para la más cortita de sus cargas.

Y allá estarán, ¡Dragones en el viento!
Llevando los relámpagos por sables,
Cruzando nubarrones con sus pencos…
Usando las estrellas por rodajas.

Haciendo trepidar al mismo cielo,
¡cargando eternamente hacia la nada!
¡allá estarán cerca de Dios, muy cerca…!
¡Los de sable y guitarra!

1 comentario:

  1. BRINDIS DE LOS JINETES

    Coronel Héctor José Corredor Cuervo- Colombia

    Honrosos jinetes amantes de corceles
    soltemos las bridas y aflojemos la cincha,
    dejemos de tascar la gloria y los laureles,
    para poder brindar mientras rocín relincha.

    Levantemos las copas por amigos fieles,
    que encumbran los hombres en duro batallar,
    entregando la vida sin tener broqueles,
    para que el amo pueda la cima alcanzar.

    Brindemos por lanceros de gestas pasadas,
    que salieron triunfantes en duras contiendas,
    que esgrimieron con garra sus lanzas y espadas,
    sobre briosos potros de míticas leyendas.

    Brindemos por nuestra patria y por su belleza,
    por las mujeres orgullosas de su ancestro,
    por el pueblo libre de singular nobleza,
    por la forma de montar que es orgullo nuestro.





    ResponderEliminar