sábado, julio 22, 2017

"Calavera coronada, conversión alcanzada"
A veces pienso en cuando dejare de ser una sombra,
un fantasmas que deambula buscando luz
pretendiendo estar vivo donde no existe más que dolor
me engaño jugando a la ilusión…
pero es que no puedo tener más voluntad el día de hoy
se que no aporto nada bueno ni soy alguien el cual extrañar
soy más bien el tipo de perro que estorba y es abandonado
después de que llega uno nuevo…
está bien jamás he servido a nadie ni he querido sustituir a nadie
se que no valgo nada sé que no soy nada
muchos más vienen y otros se van pero siempre me queda a mí el silencio
y la espera de la muerte,
yo no tengo la culpa de haber nacido así maldito,
feo y tonto, me he esforzado por no ser monstruo
pero me gana la vida, me gana lo que soy y por mas lagrimas tontas
estoy triste y enojado por mi razón,
no quiero me compadezcan porque esto es muy normal
pero me duele mucho sentirme tan solo e inútil…
ojala si tuviera algún talento, una función dejaría de ser un muerto,
pero estoy aquí en México en el país de la muerte,
manchado por la sangre,
soy la puta muerte que lo jode todo,
desde el mi nacimiento enfermo por mí,
envenenado por lo que soy debí morir,
¿pero le robe a alguien la vida…?
nací muerto y crecí muerto,
merezco el sufrimiento de la jodida soledad,
merezco el deprecio de la estrella,
eternamente una sombra buscando luz.
Soy La Muerte...
esa muerte que da miedo,
la muerte que te coge bonito,
la que te viola y te quita todo a la que le tienes miedo y odias
por cómo te arranca lo que amas sin misericordia,
soy la puta muerte,
la peste negra,
la que baila en el cementerio burlándose del vivo,
soy la amante del gusano,
soy el pinche niño muerto...
le oí decir sólo a trozos me fui porque no porque creía que él y si todos
pensé que me iba a quemar le di algunas vueltas tuve
miedo dijo sí él lo había dicho bueno escuché cosas
de este tipo excusas o yo diría lamentos
quejas imperceptibles quejas
como un fino polvillo de raíces
trituradas algún árbol muy joven con la madera

podrida
-No soy los Winchester, constantine, Hellboy, Dylan Dog o el padre Merrik, soy yo, sea lo que sea signifique ello, soy Sir Sabbhat cazador de demonios-
De esa forma iniciaba lo que seria una novela gráfica, de cazadores, de brujeria, de punk y póst punk, lleno de mitologia medieval, llena de demnios y de lugares tenebrosos que la luz comenzaria a disipar...
Con toda esta vida me costumbre
a la nostalgia como se hace a la cerveza o a fumar
primero con mueca de disgusto, con el gesto arrugado y la amargura propia de vivir
en una eterna tarde de domingo;
luego, con la inercia con la que uno remueve un guiso
o besa a la nada después de ocho años de ausencias en las sabanas,
me santigüe a la tristeza, a una auténtica,
con aliento grosero, que te hace querer vivir deprisa deprisa deprisa,
soltar toda la adrenalina de golpe y envejecer de repente,
morir mareado, asomarse a la ventanilla de un tren en marcha
seguramente Mauricio murió, el mismo día en que nació,
mi imposibilidad de reprimir el deseo de vivir
era el motivo de mi apasionada cólera,
de mi anhelo suicida: llegar al destino lo antes posible,
trampear la naturaleza y su a veces, excesiva longevidad
siempre he sido un idiota un crío llenos de palabras,.
un olor putrefacto que se intuye tan levemente que te acostumbras a él,
como ese alimento podrido en la nevera
cuyo hedor lo impregna todo pero no consigues
identificar de dónde procede
corazón y alma, yacían ya en el cenicero después
de haber reposado entre mis dedos como un cigarro
la huida en círculo que te devuelve al lugar del que pretendías alejarte
desprenderse de carne y pellejo
del mismo modo en que lo haría de un traje de chaqueta y corbata,
mi evasión me hacía ser aún más humano,
desgraciadamente humano.

viernes, julio 21, 2017

La noche se hizo para estar despierta. Me lo dice mi cuerpo al caer la noche. Me entra la ansiedad, el cosquilleo, el placer, la frescura. Todo por mis venas, viajando por mi torrente sanguíneo. Mi cuerpo me dice: despierta. Despierta a la noche que esta sobre ti. Despierta a tus sueños, despierta a tu cama, despierta a tus manos, a tu boca, a tu piel. Vuélvete el viento. Recorre las casas, los ojos dormidos, las mentes volátiles, los pies descalzos. Contempla a los amantes, a los que aman despiertos, a los que aman dormidos, a los que aman desnudos. A los que acarician con la piel, y a los que acarician con el alma. Robales un beso, robales la vida. Mójate, me dice la noche. Mójate los labios y mójate la boca. La noche invita a mi cuerpo a permanecer despierta. Mi cuerpo acepta.

jueves, julio 20, 2017

De mi centro brotaron dos lunas idénticas,
ellas retrocedieron lentamente a espaldas del espejo:
Se colgaron menguantes en el cenit de mis sueños.
Di un salto y avancé hacia la eternidad sin fondo,
incomprensible:
Somos modelo a escala de tirantes estrellas lejanas.
Es todo lo que podemos hacer,
dar cortos y agraciados saltitos
equilibrarnos en la cuerda floja de nuestro inconsciente;
es sólo eso,
el resto es historia conocida:
Tomar el mismo barco y mirar desde lejos
a los extraños habitantes de la isla,
que alimentados por la pálida luz de nuestras lunas
Nos hacen torpes señas
como si jamás hubiésemos existido.
cinco chicas repletas de silencios, cinco chicas gesticulares, a quien nadie parece comprender. Ni sus padres, ni el psicólogo, ni el cura, ni los vecinos, ni sus contemporáneos, ni el espectador mismo. Ellas solo tienen su cuerpo y belleza como únicos moderadores. Y esa justamente fue su condena.
The Lisbon girls. Thirteen, Cecilia. Fourteen, Lux. Fiveteen, Bonnie. Sisteen, Mary. Seventeen, Therese. Como dije alguna vez casi un poema si lo repites lentamente

martes, julio 18, 2017

Abrazo la oscuridad. Rio y lloro, quisiera gritar pero no lo hago. Prefiero el intenso silencio de la sabiduría. Cierro los ojos, recibo el prodigio, el impensable paradigma: Noches interminables en espera de este segundo, de este rostro entre todos los rostros. Brota de mi la atolondrada felicidad, el ábside de luz rutilante que brilla en todas direcciones a partir de un punto en mi mente. Un gemido, la sensación absoluta de encontrarme suspendida en mis fantasias. Pero es real, indudablemente real, la canción del viento en las palmas abiertas de mis manos, la imagen flotando en mis párpados apretados contra el brillo de mi mente. Frenético, el odio y el amor, la conciencia tremenda y mineral, que la interminable busqueda me ha traído aqui, a esta grieta perfecta y meticulosa en medio de mi castillo de la memoria. Rio, el pecho se llena de este aire que tiene el sabor del agua y del pasado, de mi pasado. Ah, sí, tan vivo, tan desesperado vivo. La tristeza y la felicidad, un espiral obsceno y casi inabarcable, partiendo de mi, de este ultimo lugar en penumbras dentro de mi alma.

lunes, julio 17, 2017

La belleza esta tan lejos lo único que es un poco parecido es la poesía por ello supongo en lo único que vale la pena tener en este universo en esta vida en la misma eternidad que posiblemente no exista indispensable de vida y que les enseñemos dejándose enseñar si es que no saben practicarla
No soy nadie para ayudar, ni nadie que de consejos, soy apoyo y confidente... pero mas allá de eso, mi papel en este cuento es el del monstruo que al final nada vale, y morirá en soledad
Voy a construir una guarida, una fuerte, en donde todo el que quiera podrá entrar.Hablo de la luna y de las veces que estuve allí... En las noches...
Voy a construir un muro, donde colgar mis pensamientos, amaré cada imagen, siempre, sobre todo cuando no esté más...
Y volveré algún día a cada lunar, a cada cicatriz que dolió. Y derribaré cada "nube sucia" que llueva sobre mi, los rayos serán la luz que ilumine mis pasos oscuros... no..hoy no, hoy no me detendrán..
Mientras vivo, ¿vivo?
¿O se limita todo
al simulacro, a su disyuntiva?
¿Vivo o me conformo sólo
con lo que se tercia? ¿Vivo
o no vivo (aunque lo parezca)?
¿Es la inercia
lo que pienso que vivo?
¿Es mi vida sólo esto?
Oculto detrás de sombras
engañando diásporas de luz
el suicidio poético siempre ha sido una opción,
aunque le temo a la muerte,
a la soledad de los fallecidos
es la suerte del perdedor esta vergüenza de ser feliz
estar en lo más alto a no estar en ningún sito
contando con los cuervos cadáveres en silencio,
humo que exhalas y pasa sin ser nombrado
ya he caído aunque este de pie,
soy la imagen renacentista del dolor
el fin del mundo será en la oscuridad
en medio de las hogueras y el baile de los diablos
vivimos una época muy traidora.

domingo, julio 16, 2017

No era Troya,
ni la batalla de Isso,
era la gran Tenochticlan
yo estuve ahí,
no era Alexandro domando persas,
ni Aquiles ganándose la inmortalidad,
tampoco fui un protector como Héctor
pero estaba vivo sentía el calor de la hermandad,
el valor de los campeones
junto al cero y la sangre que se derramo,
los días del sitió de la ciudad,
comí y bebí de ambos frentes
la sangre de Cristo,
la de Quetzalcoalt
formando con la carne de los mortales
un dragón católico
emplumado lleno mesianismo y fin de mundo
que abrazo a una mujer morena
llamándole madre
del nuevo pueblo que consumió
superstición y mitología,
exhumando un pequeño paraíso
donde los héroes no fueron
ni guerreros o caballeros,
fueron los fantasmas
que el tiempo cultivo
en la tierra prometida…
Es como si tu también te hubieras muerto es como cuando todos se van muriendo y siempre se muere un poco mas de mi y lo peor es que no me muero del todo
Hoy en la obscura tristeza
exploro mi interior recordando
todo el frio que sentí sin ti
se convirtió en la mordida helada de la muerte
ficción de mis ayeres ante el inevitable futuro sin tu presencia
duele como si quisiera que el dolor me despertara de la muerte
no siento las ganas de vivir
pero me levanto aquí
sin paz ni deseo escondido saboreando la nostalgia
como si fuesen caramelos servidos en la mesa,
deambular en la noche es un invierno sin salida
como un susurro apagado digo adiós
y me devuelves la sonrisa
cada que te pienso
comprobando que siempre amanece…

jueves, julio 13, 2017

Las aves del destino
Si aún me queda algo de magia te protegeré
usare los ritos más viejos y los círculos
ante las estrellas y las luces eternas
pediré al viento
hable con los ancestros
y acudirán la gente joven
llorare en una plegaria
entregare los restos de mis artes
para que siempre a tus espaldas guardianes te cuiden en silencio
no importa sea el momento de mi hora
los vacios serán pequeños
no daré tregua
aquí está el resto de mi magia
estrella eterna llévate este don terrible
y conviértelo en escudos irrompibles
decorados con ruiseñores despertando al sol.
Cicatrices
Inicia en mi cabeza
una leyenda escrita en arameo
un tatuaje narrando una épica historia de caballero
tiempos de cruces y lunas
en la segunda cruzada
de espadas y lanzas rotas
de damas plañideras y hombres esperanzados
termina en la punta de mis pies,
marca también en la frente dibujos
cien mil palabras escritas desde mi cejas,
manos, abdomen, ingle, rodillas, hasta llegar a la punta de los pies
nunca se ven
amenos se observen con detenimiento,
y en épocas de luna nueva
brillan las cicatrices en un furioso brillo
presuntuoso y discreto,
pero para el que sabe observar ahí están,
contando una vida, un pasado
que no se cansa de pensar en su futuro,
es tan fácil mirar mis marcas
excepto claro las que cubre la ropa,
con más historias sobre ellas.
Y en vez de flores hoy tus besos
endulzarán el té de mi almuerzo
y no me voy a ocupar
de si dirán la verdad.
Dame más
dame más.
Y quizá el día de mi entierro
cubre con ellos mi pecho
y así podré descansar
por toda la Eternidad.

martes, julio 11, 2017

Melusina atrapada en la seda que hila la araña oscura
de mi corazón
hada de cristal
con tus tres muñecas de porcelana antigua en el regazo,
libélula feroz y serpiente cobra verde.
Melusina en Lusignan
las aves extrañas,
las bestias feroces,
los peces alados
y los que viven en lo más profundo de los mares,
los demonios y los arcángeles,
los árboles de mayo.
Melusina
princesa de los siete cántaros llenos de polvo de oro
y bayas de rubí
voz de las mandrágoras,
princesa coronada de rosas rojas,
hechicera Morgana con su espejo negro
donde gotea lento el mercurio.
Luz de la vía láctea
sol rojo sangre
en tu cabellera desatada al viento.
Melusina
hermana recobrada
ven,
dame la mano
vamos a construir el sueño de los castillos.
Retomando a las brujas -unas palabras finales-...
Con las brujas reducidas a cenizas, también muere con ellas una parte importante del imaginario de una época, donde la magia, tanto la culta como la ceremonial, debido a que se apoyaban ambas en lo analógico, conducían al hombre a un mejor conocimiento de la naturaleza humana y el mundo. La cultura siempre cobra sus respectivas víctimas, y las brujas pagaron la cuota del esplendor del hombre del Renacimiento que no buscaba sino la grandeza espiritual e intelectual sin saber que para ello tendría que sacrificar la parte de su razón ajena a la uomo universalestudia humanitatis,y que por ello fue considerada como la faceta animal y maldita.
La represión produce inevitablemente un discurso, como nos enseña Foucault. Un discurso memorialista omnipresente, inclusive excesivamente público que genera olvido. En ese punto es cuando el foco intenso en la memoria del pasado puede bloquear nuestra imaginación del futuro y crear una nueva ceguera sobre el presente. Por ello estamos obligados a pensar y repensar lo heredado, a pensar la historia a contrapelo, fijando la atención en aquello que aparece tímido y silencioso, en las rupturas que pueden conducir por inéditos derroteros que acerquen, que franqueen la entrada a la verdad entre los aparentes residuos y desperdicios, no para que sean solo reciclados, sino para hacerlos personajes patentes que no serán los nuevos protagonistas de la historia, sino que en el uso no unívoco que se les dé, vendrá el devenir del sentido en otra cosa.
Considerar tan poético el insomnio es todo un síntoma. El insomnio tiene que ver con la vigilia, frente a los vagarosos sueños, y eso está muy bien; pero que no apostemos por el despertar fresco y descansado nos indica que todavía relacionamos lo literario con lo patológico, lo nervioso, lo oscuro y lo pesado. Hay que romper, si no ya con el insomnio, sí con su torpe prestigio. El Insomnio esta sobrevalorado, envido a los que pueden dormir...
Este síndrome de héroe que infecta el cuerpo
por momentos sirve para
ablandar a la criatura que habita en el corazón,
ella es al mismo tiempo víctima y monstruo,
alteridad diferencial penalizada en la humanidad
con la marginación de una soledad sin significado,
aislado y acorralado,
invente una vida artificial majestuosa
como si fuera la figura de un rebelde demonio cautivador,
ocultando la cara del monstruo caótico
contrastado en la sociedad,
estoy deshumanizado de nacimiento
con un drama de incomunicación
es injusta esta incomprensión,
la marginación y el ensañamiento
sin motivo que se van repitiendo en la espiral
monstruo considerado por la forma y físico
atormentado por la maldición
condenado a vivir por las consecuencias de la monstruosidad
una vida sin tolerancia, comprensión
y llena de tratos cobardes y frialdad de amor…

lunes, julio 10, 2017

En noches, como esta, cuando cae la lluvia sin parar, me acuerdo de esta canción, que marca pautas y llagas, porque también recuerdo, la ausencia,la soledad, la calle vacía y los rostros, que ya no están, porque también soy un fantasmas, y llueve en soledad...
Estás aquí, estáis aquí
Ahora mismo estáis aquí
No puedo veros pero sé que estáis aquí
Estáis aquí, estáis aquí
En La ciudad y en Berlín,
en el Dolores, en Barcelona
o en Madrid,
a la vuelta de mi habitación,
cerca viajando en metro,
a la mitad de mis pensamientos,
Estáis callados pero sé que estáis aquí

Desnudo me voy a lanzar
Siempre río abajo hasta que llegue al mar
Y que la o o o ola esencial
Y el ve ve ve ve vendaval
Me lleven donde estáis
Aprender a decir adiós sin palabras
pensar que mi amor fue atisbo
un radiante fulgor en la noche mas oscura
nunca pretendí ser el consejero o la razón
se que nunca seré guardián o sueño deseado,
ni la noche que cubre del frio los sueños,
tantas horas
que se vivieron un segundo
sin una nueva primera vez,
centenares de lágrimas cantan
para aprender a decir Adiós,
clara y lucida visión de la esperanza en el mundo
cual costas de Grecia dónde termina el orbe,
palpo con las manos el fin del mundo
no mas palabras…
ni una sola voz
robándose el silencio
eternamente callados
por la inconsistencia de no existir
tan suficientemente útil para pintar horizontes
solo despedidas
prolongándose en el matiz violeta del alba en mi
hora azul.
Hay que predicar sobre el fin
de los cuerpos que nos lideran
que dejaron a su alma
apoderarse de vanas glorias
solo para poseer estados.
Todos esos mortales
esperarán al pie de la hoguera
gimiendo con impotencia
la pérdida de los placeres terrenales.
Llorarán, sobre sus tumbas
con la danza de la muerte
el fuego los consumirá
y sus ropas se harán cenizas.

domingo, julio 09, 2017

En la edad media el nombre tiene mucha importancia, uno es su nombre, un caballero es su nombre, tanto así que una de las aventuras de Sir Gawaine es ir recuperar su nombre robado, se sabe que todo vale por el peso del nombre y significa eso, siempre será mi alegato a favor de las etimologias, además hoy encontré este poema sobre la importancia del nombre.
Lo que soy después de todo
¿Qué soy, después de todo, más que un
niño complacido con el sonido
de mi propio nombre? Lo repito una y otra
vez,
Me aparto para oírlo y jamás me canso de
escucharlo.
También para ti tu nombre:
¿Pensaste que en tu nombre no había otra
cosa que más de dos o tres inflexiones?
Walt Whitman
Miedo al fuego ardiente, miedo a la ceniza
a ser polvo de raíz vieja
seré un trozo más de un árbol
quemándose en la angustia de los cantos
de las aves muriendo
escucha los lamentos sus trágicas quejas
la ciudad está podrida…

Desesperadamente alegres
gritos de gentes que se quiebran constantemente
aire vació, casa vacías, bosques vacíos, cabezas vacías
desesperadamente alegres
Un poco mas de mi como
un fino polvillo de raíces
trituradas de algún árbol muy joven madera
desperdiciada en el fuego de la cólera
no sabrás nunca de qué forma
grité tu nombre en todos los días
que estuve yo y yo
Desesperadamente alegres
gritos de gentes que se quiebran constantemente
aire vació, casa vacías, bosques vacíos, cabezas vacías
desesperadamente alegres
...per essenhar lors aymadors per qual maniera devon amar. Et ab aquel entendemen. E de qual amor. E per refrenar los fols aymadors. Et per ostar lors avols amors e lors avols deziriers els dezonetz movemens. Quar degun temps lunhs bos trobadors que sia estatz lials amayres. No
sentendec. En avol amor. Ni en dezonest dezerier. E car aquestas Leys damors son fachas per doas cauzas especialmen. Entre las autras. La una per essenhar los noels dictadors per qual maniera sapian dictar en Romans. E la segonda per refrenar los fols aymadors e per ostar et esquivar lors dezonestz e no legutz deziriers
Tras la ruina del estado visigodo, los israelitas irrumpieron nuevamente en España de la mano de los musulmanes; comenzó entonces la época dorada de judíos españoles… se instalaron por doquier y prosperaron por todas partes. Encontraron un ambiente de tolerancia, característica de los árabes en sus conquistas.
Con esos cielos desgarrados en los labios
mueren muchos pensando en un día
que acabó sobre mesas verdes
y platos fríos
de jamón rosado
con un suspiro.

Pero su amor se ha perdido
como el viento que envuelve
los pies de árboles podridos
en el blanco de la nieve del Norte.
Su amor se ha perdido
en bosques sombríos
que envejecen entre sollozos de corzos extraviados
de nube en nube.
Thomas Bernhard. IN HORA MORTIS BAJO EL HIERRO DE LA LUNA. DVD ediciones, 2000.
Esas personas que ven todo tan naif que nada se toman en serio a veces me dan envidia pero siempre me dan flojera, no se puede confiar en ellos porque son los primeros que dicen estar allí y siempre son los primeros en darte la espalda
Silencio
Así como del fondo de la música
Brota una nota
Que mientras vibra crece y se adelgaza
Hasta que en otra música enmudece,
Brota del fondo del silencio
Otro silencio, aguda torre, espada,
Y sube y crece y nos suspende
Y mientras sube caen
Recuerdos, esperanzas,
Las pequeñas mentiras y las grandes,
Y queremos gritar y en la garganta
Se desvanece el grito:
Desembocamos al silencio
En donde los silencios enmudecen.
cuando no importa mas lo que tienes que decir y lo que sientes, es mejor a sincerarse con uno y asumir que jamas importo eso, y que nunca importara, nadie escucha a los locos, nadie les quiere cerca...por eso el auto encierro emocional, que nuca trasgrede

sábado, julio 08, 2017

La gente no quiere saber por qué pasó nada, sólo qué pasó y que el mundo está lleno de imprudencias, peligros, amenazas y mala suerte que a nosotros nos rozan y en cambio alcanzan y matan a nuestros semejantes. Se convive sin problemas con mil misterios irresueltos que nos ocupan diez minutos por la mañana y a continuación se olvidan sin dejarnos escozor ni rastro. Precisamos no ahondar en nada, que se nos desvíe la atención de una cosa a otra y que se nos renueven las desgracias ajenas, como si después de cada una pensáramos: 'Ya, qué espanto, ¿de qué horrores nos hemos librado?' A diario necesitamos sentirnos, por contraste, supervivientes inmortales

  En nuestra verdadera y dichosa esencia de mente sabemos que todo está bien para siempre y para siempre y para siempre… escucha el silencio dentro de la ilusión del mundo, y recordarás la lección que olvidaste. Todo es una sola vasta cosa despierta. Nunca realmente nacimos, nunca realmente moriremos. No tiene que ver con una idea imaginaria de un ser personal otros seres, muchos seres en todos lados: ser es sólo una idea, una idea mortal. Aquello que pasa hacia todas las cosas es una sola cosa. Es un sueño que ya acabó.
En los siglos XVII y XVIII se llamaba refresco al alimento moderado o refrigerio que se tomaba para reparar fuerzas o a modo de colación. Había un refresco sencillo compuesto de queso y vino. Era propio de gente del campo. Otro tipo, más refinado, se servía con bebidas frías, dulces y chocolate. El beber frío era obligado y muy del gusto de todos los españoles de la época, muy dados a frecuentar las botillerías. La polémica sobre si era bueno o perjudicial ingerir bebidas heladas se mantuvo durante siglos. Para enfriar las bebidas se traía nieve de las sierras cercanas y se vendía en los mercados -como producto de primera necesidad y a precios populares- durante el período estival. En los Anales de la Plaza de Toros de Sevilla del marqués de Tablantes se dan cumplidas referencias de los refrescos ofrecidos por los maestrantes a los invitados a los festejos taurinos. En 1730 consta que " los diputados gastaron en su balcón 50 libras de dulce a tres reales, tres garrafas de frío a 25 y otras 3 de agua clara a 3 reales". En las cuentas de 1734 se da cuenta del gasto en los siguientes agasajos: 16 arrobas de bizcochos, de diversas calidades, a 29 cuartos la libra, y ocho libras de panales de espumilla del maestro confitero José Gutiérrez. Costó el refresco 1.114 reales, a lo que había que añadir 980 más de 32 garrafas de helados. Los panales- que también aparecen en las cuentas de 1737, 1740 y 1741- eran azucarillos o panes de azúcar. En 1740 el dulce, fino o basto, procedía de determinadas confiterías y de las cocinas de algunas mujeres que lo elaboraban con especial esmero.

miércoles, julio 05, 2017

Como el mundo se rinde ante el gusano, como bajamos la cabeza ante el oscuro temor del día en que el gusano se alzará victorioso en nuestra carne y se erigirá señor de nuestro cuerpo. Pero, aunque por definición seamos ese miedo, la evidencia de nuestra naturaleza debería permitirnos recordar que somos mortal...es, y que ese es el don que nos permite atesorar cada momento como irrepetible y precioso.
Al salir de Vivar, Rodrigo Díaz tuvo la corneja a su diestra, y al entrar en Burgos a su siniestra. A ras de tierra, hoy, el cantar de gesto de asco y miedo, tan diferente al de gesta del Cid, de los transeúntes.
De izquierda a derecha, y siniestra en cualquier caso, la velocidad de una rata, negra, un trazo rápido de tiza en el negativo de la claridad deslumbrante del día, su pizarra.
Casi rozando el pie, un instante. Visto y no visto. Fugaz, no deja de cruzar por la memoria.

domingo, julio 02, 2017

Considerar tan poético el insomnio es todo un síntoma. El insomnio tiene que ver con la vigilia, frente a los vagarosos sueños, y eso está muy bien; pero que no apostemos por el despertar fresco y descansado nos indica que todavía relacionamos lo literario con lo patológico, lo nervioso, lo oscuro y lo pesado. Hay que romper, si no ya con el insomnio, sí con su torpe prestigio. El Insomnio esta sobrevalorado, envido a los que pueden dormir...
Gracias; por hablar conmigo, por sonreír, por escucharme, gracias
por hacerme sentir vivo en en mundo de muertos, gracias por dejarme ser parte
de ellos, gracias por venir desde mas allá del mar de los sargazos y en medio
de las flores que te he llevado, no nos separo la muerte solo nos envió por caminos
diferentes, mi señora de plata.

sábado, julio 01, 2017

Dejando tan solo un cuerpo demacrado, casi inanimado
Estigmatizado con sus propias ideas grabadas sobre su piel
Esperando tan solo que las palabras escritas sobre aquellas paginas
No sean olvidadas, no sean abandonadas
Pues a cambio de ellas su alma vendió
Toda su cordura se perdió
Mi Musa Triste
Vagos preludios. En la noche espléndida
Su voz de perlas una fuente calla,
Cuelgan las brisas sus celestes pifanos
En el follaje. Las cabezas pardas
De los búhos acechan.
Las flores se abren más, como asombradas.
Los cisnes de marfil tienden los cuellos
En las lagunas pálidas.
Selene mira del azul. Las frondas
Tiemblan... y todo! hasta el silencio, calla...

Es que ella pasa con su boca triste
Y el gran misterio de sus ojos de ámbar,
A través de la noche, hacia el olvido,
Como una estrella fugitiva y blanca.
Como una destronada reina exótica
De bellos gestos y palabras raras.
Horizontes violados sus ojeras
Dentro sus ojos–dos estrellas de ámbar–
Se abren cansados y húmedos y tristes
Como llagas de luz que quejaran.
Es un dolor que vive y que no espera,
Es una aurora gris que se levanta
Del gran lecho de sombras de la noche,
Cansada ya, sin esplendor, sin ansias
Y sus canciones son como hadas tristes
Alhajadas de lágrimas...
Delmira Agustini
Si te encontrara con el pensamiento creeme que nunca estaria en tierra,
pero solamente,
te tengo nada,
aunque esto ya no lo quiera,
ya no se si es cariño
ya no se si es amor
para mi solo eres un gusto
una mas de mis ganas que tengo que saciar
un deseo incumplido
un sueño sin terminar
no se si sea amor
cariño o desconsuelo
pero como te extraño.
Y todas las noches es lo mismo de nuevo. El banquete de la noche va a comenzar, somos malditos….patéticos. Las almas parpadeantes. Pero escenificar nuestro dolor es una parte del todo. Y cuando todas las luces se desvanecen, no dejando más que un efímero resplandor. Después, tras muchísimos años, es hora de que nos vayamos.
mis conjuros sonaran como campanas en el velo de las noches
llamando
a los espíritus que cargaran
mi muerte dotada de las mil magias
para
encontrarte en cada momento de mi resurrección